Presidencia espera lograr acuerdo con PLN para ampliar plazo a discusión legislativa de reforma laboral

negociación​Liberacionistas proponen que ampliación del debate sea por cuatro meses

El gobierno espera cerrar este martes un acuerdo con los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN) que le permita ampliar el plazo a la discusión legislativa de la reforma procesal laboral y evitar que el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, levante un veto que pesa sobre esa ley.

La negociación también incluye la posibilidad de impulsar un nuevo proyecto de ley, en vez del expediente vetado por la exmandataria Laura Chinchilla.

La información la brindó este martes por la tarde el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, luego de una reunión que mantuvo con la fracción del PLN en la Asamblea Legislativa.

Jiménez explicó que los diputados liberacionistas plantearon nuevas modificaciones a la reforma procesal laboral que serán estudiadas antes de retomar las negociaciones a las 4 p.m. de este martes.

Aunque el gobierno negocia la ampliación del plazo de la discusión legislativa, que vencerá este 13 de diciembre, por cuatro años más, la bancada del PLN impulsa la extensión pero por cuatro meses.

Si el gobierno logra en el Parlamento los 38 votos necesarios para ampliar el plazo, evitará que el Presidente Solís levante el veto a la reforma impuesto por Chinchilla, quien se opuso a la iniciativa porque permite la celebración de huelgas en los servicios públicos esenciales.

Si Solís levanta el veto cumple además con un acuerdo suscrito con el Frente Amplio, fracción que le dio sus votos al Partido Acción Ciudadana (PAC) para ganar el Directorio Legislativo el 1 de mayo de 2014.

En el marco de la negociación con el gobierno, el PLN pide cinco puntos concretos: que la convocatoria a una huelga se haga con el 40 por ciento de apoyo de los empleados, que se prohiban las huelgas en servicios públicos esenciales y que la Defensoría de los Habitantes se convierta en un defensor de los usuarios en caso de paros laborales.

También que se le permita al gobierno contratar personal suplente en caso de huelgas y que se les permita a los patronos cobrar indemnización por huelgas que son declaradas ilegales.

Según un sondeo hecho por AmeliaRueda.com este martes por la mañana, el gobierno cuenta hasta ahora con los 13 votos de la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), nueve votos del Frente Amplio y seis de los ocho del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

También tiene los cuatro votos del Movimiento Libertario, uno de Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, y uno de Óscar López, de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE). En total, son 34 votos para respaldar la moción de ampliar el plazo a la Reforma Procesal Laboral, como lo quiere la Presidencia de la República.