Chinchilla dice sentirse "doblemente defraudada", tras liberación de detenidos por caso de la trocha

"Doblemente defraudada", dijo sentirse la presidente Laura Chinchilla por el estancamiento en la vía judicial del caso de corrupción que denunció en la construcción de la trocha fronteriza.

Aseguró que "Costa Rica merece una respuesta", que se señale a los culpables, que se haga justicia y que "no haya impunidad".

Manifestó que tiene derecho de pedir explicaciones por la importancia de la obra.

Así reaccionó Chinchilla a la noticia de que el Juzgado Penal de Guadalupe decidió liberar el viernes pasado a los exfuncionarios del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Manuel Serrano y Miguel Ramírez, quienes fueron detenidos, en diciembre anterior, y estaban en prisión preventiva por el presunto delito de peculado.