Presidenta de Brasil enfrentará a socialdemócrata Neves en segunda ronda electoral

decisión​Rousseff obtiene 40,37 por ciento de los votos y Neves 35 por ciento, indicó el TSE

La presidenta brasileña Dilma Rousseff enfrentará al socialdemócrata Aecio Neves en un balotaje entre los dos partidos que se han repartido el poder en los últimos 20 años, según resultados oficiales con más del 80 por ciento de los votos escrutados.

La ecologista Marina Silva, del Partido Socialista, que se convirtió inesperadamente en presidenciable hace apenas un mes y medio y llegó a superar netamente a sus dos rivales, quedó tercera con 21 por ciento, según el Tribunal Superior Electoral (TSE), con 82 por ciento de los votos escrutados.

Rousseff obtiene 40,37 por ciento de los votos y Neves 35 por ciento, indicó el TSE.

En sus 12 años en el poder, el Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de Rousseff y su antecesor Luiz Inacio Lula da Silva logró que 40 millones de pobres ingresaran en la clase media, tornando a la primera mujer presidenta de Brasil en la gran favorita de estos comicios.

Pero millones de brasileños también reclaman un cambio, tras cuatro años de magro crecimiento en la séptima economía mundial -el mercado espera un PIB de apenas 0,3 por ciento este año-, elevada inflación (6,5 por ciento) y escándalos de corrupción vinculados al PT.

En un segundo turno, Rousseff ganaría a Neves por 48 por ciento a 42 por ciento, según Datafolha, y por 45 por ciento contra 37 por ciento según Ibope.

Más de un millón de brasileños, sobre todo jóvenes de clase media, salieron a las calles en junio de 2013 a reclamar mejores servicios públicos y un freno a la corrupción política.

Marina Silva intentó encarnar este cambio prometiendo una "nueva política" cuando se convirtió en presidenciable tras la muerte del candidato oficial del PSB en un accidente aéreo.

Pero en los últimos días Neves, del poderoso Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) la había relegado al tercer lugar en estas elecciones que se convirtieron en un "thriller" político.