Presidenta de Brasil defiende investigación "libre y rigurosa" de corrupción en Petrobras

Investigación​Rousseff reconoció que Brasil atraviesa por “problemas coyunturales”

Apenas dos días después de que la Corte Suprema de Brasil autorizara indagar a 12 senadores y 22 diputados por la trama de corrupción en Petrobras, la presidenta Dilma Rousseff defendió la investigación "amplia, libre y rigurosa" del escándalo que ha sacudido a la séptima economía mundial.

"Con coraje y hasta sufrimiento, Brasil aprendió a practicar la justicia social en favor de los más pobres, así como a aplicar duramente la mano de la justicia contra los corruptos", afirmó Rousseff en su mensaje televisivo por el Día Internacional de la Mujer.

"Es eso, por ejemplo, lo que viene ocurriendo en la investigación amplia, libre y rigurosa de los episodios lamentables contra Petrobras", continuó la presidenta de Brasil en su breve referencia al escándalo.

La mayor parte del discurso, sin embargo, lo monopolizó el ajuste fiscal impulsado por el gobierno para reactivar la ralentizada economía brasileña.

"Son medidas para sanear nuestras cuentas y, así, dar continuidad al proceso de crecimiento con distribución de renta de manera más segura, más rápida y más sostenible", afirmó la presidenta.

Rousseff, que puso especial énfasis en resaltar que los avances "sagrados" de los trabajadores no están en peligro, reconoció que Brasil atraviesa por "problemas coyunturales" en su economía derivados del contexto mundial.

"No había cómo prever que la crisis internacional duraría tanto. Y, además, que estaría acompañada de una grave crisis climática", explicó Rousseff, en referencia a la sequía histórica que afecta al sudeste y noreste brasileño.