Presidenta de Corea del Sur pide perdón tras el naufragio del "Sewol"

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, pidió perdón este martes por haber sido "incapaz" de impedir las disfunciones que originaron el naufragio del ferry que dejó más de 300 muertos y desaparecidos.

Dos días después de la dimisión de su primer ministro por el mismo motivo, la presidenta lamentó las carencias que, según los primeros elementos de la investigación, contribuyeron a la tragedia.

"Lamento mucho haber sido incapaz de corregir los problemas que azotan desde hace tiempo y haber permitido que ocurriera un accidente como éste", declaró Park en un mensaje a sus ministros retransmitido por la televisión.

La investigación deberá establecer si el ferry, en el que viajaban 476 personas, entre ellos 325 alumnos de una escuela secundaria, estaba sobrecargado debido a inexactitudes u omisiones en el rol de pasajeros.

Los investigadores llevaron a cabo registros en los últimos días en las oficinas del servicio de guardacostas y de la agencia de vigilancia del tráfico marítimo.

Las familias también denunciaron la movilización tardía de los servicios de socorro.

"No sé cómo pedir perdón por no haber podido impedir este accidente y por unos primeros auxilios que fueron insuficientes, agregó Park.

La presidenta visitó este martes Ansan, al sur de Seúl, de donde eran oriundos los 325 estudiantes que iban a bordo del "Sewol". Sólo 75 de ellos pudieron ser rescatados con vida.