Presidenta viajó a la isla del Coco para instalar radar

La presidenta Laura Chinchilla partió este jueves a la isla del Coco, a bordo del yate de su primer vicepresidente, Luis Liberman.

Tras el viaje de 20 horas y cuando llegue a su destino, la gobernante dará el banderazo de inicio a los trabajos para instalar un radar que vigilará las aguas del Pacífico durante las 24 horas del día.

El sistema tendrá la capacidad de monitorear entre 39 y 52 millas de longitud alrededor de la isla, costará $3,6 millones y entrará en operaciones en agosto próximo.

Fue financiado por la ONG Costa Rica por Siempre, Conservación Internacional, el Ministerio de Seguridad Pública y el Ministerio de Ambiente y Energía.

Este será el segundo radar que se instalará para vigilar los mares, pues este jueves se puso en funcionamiento otro en Caldera, Puntarenas, que monitorea el Golfo de Nicoya y en cuya inauguración participó Chinchilla.