Presidente de Rusia promete que su país saldrá de la crisis en dos años

Confianza​Putin destacó los “factores exteriores” que causaron la crisis, en particular el precio del petróleo

El presidente Vladimir Putin prometió el jueves a los rusos una salida en dos años de la fuerte crisis económica que sufre el país y acusó a los occidentales de portarse como un "imperio" que trata a las otras naciones como "vasallos".

En su tradicional conferencia de prensa de fin de año, Putin se refirió por primera vez a la estrepitosa caída del rublo el lunes y martes pasado, la mayor desde la crisis financiera de 1998.

"En el caso más desfavorable para la coyuntura internacional, la situación puede durar dos años pero es posible que mejore antes" y de todos modos se solucionará de forma "inevitable", dado que la economía mundial sigue creciendo, explicó Putin.

"Vamos a utilizar las medidas empleadas con éxito en 2008", explicó Putin, que no quiso aventurarse sobre la evolución de la situación y considera posible tanto una subida del rublo como una nueva caída ante "los numerosos factores de incertidumbre".

En su intervención, también criticó a Occidente.

"Nuestros socios (occidentales) no han parado. Decidieron que son ganadores, que ahora son un imperio y que el resto somos vasallos y que debemos ser arrinconados", dijo, en alusión a las tensiones surgidas por el conflicto en Ucrania.

Putin acusó además al gobierno ucraniano - apoyado por la Unión Europea y Estados Unidos - de llevar adelante una "operación de castigo" contra los rebeldes prorrusos del este del país.

"Después del golpe de Estado en Kiev a través de la fuerza armada", las nuevas autoridades ucranianas no quisieron dialogar con el este prorruso y "enviaron a la policía, al ejército cuando esto no fue suficiente y ahora instauraron un bloqueo económico", añadió el presidente.

La conferencia de prensa de Putin era muy esperada por los rusos, preocupados por el aumento de los precios y la pérdida de poder adquisitivo.