Presidente de Ucrania acepta posible referéndum sobre federalización

El presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, aceptó este lunes la posibilidad de un referéndum para determinar el estatuto político del país, como respuesta a las tensiones con el este prorruso y de soldados que han tomado edificios estatales.

Este inesperado giro llegó apenas unas horas después del vencimiento de plazo del ultimátum presentado por Turchinov a los separatistas prorrusos para que depongan las armas y abandonen los edificios públicos que mantienen ocupados en el sureste del país.

Turchinov, que hasta ahora había rechazado tajantemente la idea, apoyada por Rusia, de someter a referéndum el estatuto del país, dijo el lunes que no se oponía a la idea de celebrar esta consulta, seguro de que la mayoría de ucranianos se pronunciará a favor de una Ucrania "indivisible".

"Estos últimos días se habla mucho de un referéndum nacional, no estamos en contra de que se celebre un referéndum en toda Ucrania que, si el parlamento lo decide, podría tener lugar el mismo día de las elecciones presidenciales", declaró Turchinov en una reunión de jefes de grupos políticos.

"Estoy seguro de que la mayoría de los ucranianos se pronunciará a favor de una Ucrania indivisible, independiente, democrática y unida", agregó el mandatario ucraniano.

Este referéndum podría coincidir con las elecciones presidenciales previstas para el próximo 25 de mayo.

Una serie de ataques visiblemente coordinados fueron lanzados el sábado en ciudades del este rusohablante de Ucrania, una región fronteriza con Rusia, por hombres armados, que a menudo lucían uniformes sin insignias y tomaron edificios oficiales.

Existen "numerosas señales de que en el este de Ucrania grupos armados activos reciben el apoyo de Rusia", aseguró el lunes la portavoz adjunta del gobierno de Alemania, Christiane Wirtz.

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, acusó el lunes a Rusia de ser la responsable del aumento de la tensión en Ucrania y pidió que la Unión Europea adopte más sanciones.

Los ministros europeos de Relaciones Exteriores estaban reunidos el lunes en Luxemburgo para abordar la crisis y posibles nuevas sanciones contra Rusia.