Presidente de Ucrania disuelve Parlamento y se reúne con homólogo ruso

tensión​Moscú insiste en cese de ofensiva de ucranianos contra los rebeldes prorrusos

En un clima cada vez más tenso, los presidentes de Rusia y Ucrania celebran este martes un encuentro que suscita escasas esperanzas de que ayude a resolver el conflicto entre Kiev y los separatistas prorrusos del este del país.

Horas antes del encuentro, el presidente Ucrania -quien disolvió el Parlamento este lunes- anunció la captura de diez soldados rusos en territorio ucraniano. Estados Unidos acusó a Moscú de propiciar una escalada del conflicto con sus incursiones militares.

Una fuente del Ministerio ruso de Defensa confirmó la detención de soldados rusos en territorio ucraniano, pero afirmó que cruzaron la frontera "por accidente".

La Casa Blanca aseguró que las "incursiones militares" de Rusia en Ucrania constituyen una "escalada significativa" y son "inaceptables, peligrosas e incendiarias".

En este contexto, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, prevén entrevistarse en Minsk en una reunión en la que participarán responsables de la Unión Europea y los gobernantes de Kazajistán y Bielorrusia.

El objetivo es intentar disminuir tensiones y evitar una escalada entre Rusia y Ucrania, ambas vecinas exrepúblicas soviéticas hasta la desaparición de la Unión Soviéticas

El gobierno ucraniano divulgó el martes el testimonio en video de estos soldados, lo que constituye una primera prueba material de la participación de fuerzas regulares rusas en los combates.

Más de 2.200 personas han muerto en los más de cuatro meses de este conflicto bélico en el este de Ucrania.