No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Presidente respalda a Viceministro de Hacienda y descarta su destitución

​ Luis Guillermo Solís esperará avance de pesquisas judiciales

A pesar de la investigación por el delito de tráfico de influencias y de los allanamientos realizados este miércoles, el mandatario costarricense Luis Guillermo Solís mantiene intacto su respaldo al viceministro de Hacienda Fernando Rodríguez.

Solís, confirmó la mañana de este miércoles que esperará a que avancen las investigaciones judiciales para tomar una decisión respecto a la continuidad del viceministro de Ingresos, a quien el Ministerio Público y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) le allanaron su hogar y su despacho en el Ministerio de Hacienda por el caso del cemento chino.

“Hasta ahí vamos con la declaración ahora. Vamos a dejar que las instituciones hagan su trabajo como corresponde”, externó el Mandatario cuando se le consultó sobre si destituiría a Rodríguez.

Además del Viceministro, la fiscal general de la República, Emilia Navas, ordenó diligencias en las casas y los despachos legislativos de los diputados Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y Víctor Morales, independiente (excongresista del Partido Acción Ciudadana - PAC).

Las pesquisas también requirieron de acciones en las oficinas de los asesores de Guevara, quien actualmente está en la carrera por llegar a Casa Presidencial en 2018 bajo la bandera libertaria.

“Quiero expresar, como ya lo he hecho en ocasiones anteriores y de manera reiterada, mi total apoyo a las acciones que el Ministerio Público y la Fiscalía General realizan en aras de una investigación a profundidad de todos los procesos que están judicializados en torno al caso del cemento”, expresó Solís.

La reacción del gobernante se produce a pesar de que dentro del propio partido que lo llevó al poder existen voces que reclaman la salida del funcionario. Una de ellas fue la de la congresista Epsy Campbell, quien además reclamó una falta de interés por parte de Casa Presidencial en escuchar.

De forma similar reaccionó el diputado Ottón Solís al señalar que "a don Fernando Rodríguez el Presidente debió haberle pedido la renuncia cuando nos enteramos que había usado su poder para actuar ante el jefe de aduanas y su subalterno, y decirle que le diera prerrogativas especiales a un empresario en particular”.

No obstante, según el Presidente “el pueblo de Costa Rica merece la tranquilidad de saber que sus instituciones judiciales realizan el trabajo según lo establece nuestro Estado de derecho y el Gobierno lo que debe hacer es acatar las resoluciones que de allí se deriven al tiempo que respetamos el ejercicio completo las potestades de la Fiscalía General para proceder conforme a derecho”.

A Rodríguez se le investiga por presunto tráfico de influencias, luego de instar a la Dirección de Aduanas para el desalmacenaje de cemento de la firma Sinocem Costa Rica, que pertenece al empresario Juan Carlos Bolaños, que descuenta prisión preventiva.