Presidente insiste a taxistas y autobuseros no usar calles para protestar

llamado​Aresep revisa metodología ordinaria de taxis y aplazó para finales de julio audiencia para buses

El presidente Luis Guillermo Solís pidió a los taxistas y autobuseros no utilizar las calles para tratar de resolver problemas que se pueden discutir mediante el diálogo.

Según el mandatario la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y el gobierno cuentan con los mecanismos y espacios para resolver las diferencias sin necesidad de tomar las calles.

El pasado 12 de junio la Aresep aplazó para finales de julio la audiencia pública sobre la nueva metodología de cálculo de tarifas de bus con el objetivo de darle más tiempo a los transportistas y a los usuarios para que conozcan el nuevo mecanismo.

Si la Autoridad Reguladora no concedía el plazo, los autobuseros amenazaban con tomar las calles y afectar los servicios de transporte público como medida de presión.

El 10 de junio, una manifestación de taxistas por la capital culminó con empujones y gritos frente a las instalaciones de la Aresep en Guachipelín de Escazú.

Tras el movimiento, la Aresep accedió a revisar durante un mes más la metodología ordinaria de cálculo de tarifas que se aplica cada seis meses para definir el aumento o disminución en el precio que pagan los clientes.

Los taxista pidieron a la Aresep que además de incluir el cobro del canon y el precio de los combustibles, se contemplara el desgaste del vehículo y los insumos como lubricantes y repuestos.