Presidente no garantiza decidir sobre futuro de Ministra de Cultura antes de salir del país el miércoles

declaración​Mandatario se reunió con los nueve jefes de las fracciones legislativas la mañana de este lunes para “tender puentes”

El presidente Luis Guillermo Solís no garantiza tomar una decisión sobre el futuro de la ministra de Cultura, Elizabeth Fonseca tras la desorganización del Festival Internacional de las Artes (FIA), antes de irse de viaje a los Estados Unidos en una gira de atracción de inversiones este miércoles.

Solís dijo que “yo no puedo adelantar si puedo resolver de manera absolutamente clara y convincente antes de mi salida del país” y agregó que este lunes espera recibir el informe político que le pidió a la jerarca para estudiarlo antes de tomar una decisión o las medidas que corresponden.

Consultado por AmeliaRueda.com, el mandatario explicó que primero recibirá el informe y si es necesario se reunirá con la ministra Fonseca para hablar sobre los alcances del documento, antes de definir las acciones que tomará.

El Presidente evitó referirse sobre si valora destituir a la Ministra o a otros jerarcas del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) porque “podría adelantar criterio”.

A las 7:00 a.m. de este lunes el Presidente en compañía del ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro y el ministro de Comunicación, Mauricio Herrera recibieron a los nueve jefes de las fracciones legislativas para “tender puentes” y mejorar las desgastadas relaciones entre Zapote y Cuesta de Moras.

La reunión no era para definir agendas, ni hablar de temas puntuales, según Solís. Pese a ello, al final el Frente Amplio puso sobre la mesa los proyectos de ley de Fertilización In Vitro, territorios costeros y fortalecimiento a la inspección laboral como sus prioridades del segundo año legislativo.

El debate fiscal fue otro punto que se trató escuetamente en la reunión, de acuerdo con el diputado de Alianza Demócrata Cristiana, Mario Redondo.

De hecho, el jefe de fracción del Movimiento Libertario, Otto Guevara le dijo no a la posibilidad de aprobar más impuestos durante este año sin que antes se aprueben reglas fiscales que permitan reducir el gasto y contener el crecimiento de los presupuestos. Ante tales declaraciones Solís se mantuvo con la mirada directa hacia el legislador.

El Ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro acordó reunirse de forma periódica “cada dos meses o mes y medio” con los jefes de las bancadas legislativas de forma conjunta y por separado cuando cada legislador sienta la necesidad de tocar las puertas del Ejecutivo.

“Se trata de tender puentes y renovar confianzas”, dijo Guevara. Con sus declaraciones coincidieron los otros ocho legisladores y el mismo Solís quien agregó que la reunión tenía como objetivo mostrar que las bancadas y el gobierno pueden trabajar juntos por el bien del país.

El mandatario aclaró que tanto él como los diputados son corresponsables de lo que pase en este segundo año de gobierno, pero no porque los diputados tengan que cogobernar, sino porque él necesita el apoyo desde el Poder Legislativo.