Presidente: no hay suficientes datos para declarar emergencia por lluvias en el Caribe

decisión​Gobierno esperará informe final de daños para decidir si toma medida

No existen suficientes datos para declarar emergencia nacional por las lluvias en el Caribe, anunció este lunes por la tarde el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

En conferencia de prensa, dijo, sin embargo, que no descarta decretar la medida cuando el gobierno reciba el informe final de daños por las inundaciones que afectan al Caribe desde el domingo 21 de junio.

Solís alegó que la declaratoria de emergencia es una medida que se toma para destinar recursos extraordinarios que permitan reconstruir daños en los lugares afectados, pero para ello primero deben recopilarse los reportes puntuales de daños.

Insistió que los eventos derivados de la crisis aún están en proceso y aseguró que por el momento la situación se atiende con los recursos de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Hasta ahora el gobierno ha recibido reportes del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) que calcula los daños en infraestructura vial y puentes en ¢7.200 millones, así como del Ministerio de Educación Pública que estima en ¢800 millones los daños en 18 centros educativos.

Sin embargo, aún faltan informes de otras entidades públicas.

Según el último corte brindado por el jefe de Operaciones de la CNE, Walter Fonseca, las lluvias e inundaciones mantienen a 650 personas en 8 albergues, 216 comunidades están anegadas, 23 rutas tienen algún grado de afectación y 1.585 viviendas tienen daños.

Los afectados se encuentran distribuidos en 8 albergues en los cantones de Matina, Sarapiquí, Talamanca y Turrialba.

Del total de vías afectadas, 9 permanecen cerradas y 14 ya fueron habilitadas.

También se reportan 11 puentes dañados, 7 diques y tres acueductos.

Para atender a las familias afectadas, se aumentó la partida de suministros de ¢113 a ¢183 millones.

El reporte de la CNE indica que 18 cantones están afectados. La alerta roja sigue vigente para Talamanca, Limón, Matina, Pococí, Siquirres y Guácimo en la provincia de Limón, Sarapiquí en Heredia y Turrialba en Cartago.

Mientras, la alerta amarilla rige en los cantones alajuelenses de San Carlos, Upala, Guatuso y Los Chiles.

Colaboró el periodista Manuel Avendaño