Presidente: Para ser embajador no hay que ser neutral

diplomaciaDecisión sobre mantener o no al representante tico en Venezuela quedó en manos del Canciller, según Solís

"No para ser embajador hay que ser neutral". Con esta frase el presidente Luis Guillermo Solís explicó la tarde de este martes que un representante diplomático puede tener posiciones políticas, pero recordó que éstas se deben apartar de sus funciones oficiales.

La aseveración de Solís surge en medio de una investigación que abrió el Ministerio de Relaciones Exteriores contra el embajador de Costa Rica en Venezuela, Federico Picado Gómez, quien dio declaraciones sin autorización de la Cancillería.

Picado dijo en una entrevista al diario La Nación publicada el pasado 22 de marzo que la prensa tiene "libre tránsito" en Venezuela y que el desabastecimiento de productos de consumo básico se debe a esfuerzos del "gran comercio" por desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro.

Según el gobernante, un embajador puede tener sus posiciones y visiones pero se deben expresar con serenidad y cautela, especialmente sobre la situación en Venezuela cuya vocería es representada por el Canciller, Manuel González.

Solís recalcó que la elección de Picado como embajador se dio como todos los demás nombramientos, luego de un proceso de valoración y análisis de quienes ocuparían los cargos diplomáticos.

En el caso del representante en Venezuela, el Presidente afirmó que lo conocía desde antes ya que fue miembro de la Comisión de Asuntos Internacionales del Partido Acción Ciudadana (PAC) en la campaña electoral.

Sobre el tema, el Canciller Manuel González anticipó en el programa Nuestra Voz la mañana de este martes que las afirmaciones de Picado tendrían consecuencias.

Este es el tercer representante diplomático nombrado por la actual administración en enfrentar dificultades por actuaciones o manifestaciones en público.

Los otros dos casos son del exembajador en Corea del Sur, Roberto Zamora, destituido el 30 de enero pasado y la exembajadora en Bolivia, Patricia Gómez, quien fue despedida el 23 de enero.

Las salidas de ambos exdiplomáticos se dieron en medio de una discusión política en el país sobre el presunto ofrecimiento de embajadas, que habría hecho el exviceministro de la Presidencia, Daniel Soley, a la procuradora Ana Lorena Brenes.