No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Presidente pide quitar impuesto de 4% a libros planteado por Hacienda

​Modificación deberá aplicarse en propuesta enviada a Congreso

El impuesto de 4 por ciento planteado por el Ministerio de Hacienda a los libros no fue bien recibido por el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, quien solicitó que se quitara ese tributo.

El Gobierno presentó la semana anterior una nueva versión del proyecto de reforma fiscal con la finalidad de lograr el consenso en el Congreso, donde las iniciativas vinculadas con el tema se encuentran con gran cantidad de trabas.

"Como profesor, educador, como un bibliófilo muy mal amansado por mi mamá que me enseñó a leer cuentos desde muy chiquito, y como Presidente de un país en donde se invierte en la educación un porcentaje muy alto de su producto interno bruto me parece que mandamos un mensaje que no es positivo al poner impuesto a los libros", indicó el Mandatario.

Ante esta situación, el Gobernante solicitó al ministro de Hacienda, Helio Fallas, que revierta esta propuesta.

El impuesto no puede retirarse con la propuesta ya enviada, por lo que será trabajo del Ministerio plantear su retiro durante las negociaciones que se lleven a cabo en el Congreso.

"Don Helio Fallas me ha dicho que lo valorará y que lo colocará como una consideración importante en los próximos debates la solicitud para que se exima del pago de impuestos a los libros", externó el Presidente.

El Poder Ejecutivo planteó dos tasas de impuesto sobre el valor agregado (IVA), las cuales son del 13 por ciento y uno adicional del 4 por ciento para ciertos bienes y servicios, es aquí donde se incluyen los libros.

Esa tasa diferenciada también recaería en los boletos de avión.

En su nueva versión de un proyecto fiscal, el Ejecutivo incluyó propuestas para aumentar la base de contribuyentes en el impuesto al valor agregado, y a su vez establece cambios en los salarios públicos. El texto busca evitar el rechazo que ya ha sufrido por parte de la mayoría de los partidos políticos que lo criticaron por no contener suficientes recortes al gasto.