Presidente ruso pide a homólogo sirio que se comprometa a dialogar

llamado​También aboga por una reforma política en Siria

El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró este miércoles que el mandatario sirio Bashar al Asad debe estar dispuesto a "comprometerse por el bien de su país", poco después de que Moscú anunció los primeros bombardeos en ese país.

"La solución definitiva y duradera del conflicto en Siria no es posible si no es a partir de una reforma política y un diálogo con las fuerzas sanas del país", declaró Putin, en alusión a la oposición tolerada por el régimen.

Rusia lanzó sus primeros ataques poco después de que Putin logró la luz verde del Senado ruso. Los aviones atacaron blancos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en al menos tres provincias sirias.

Es la primera intervención militar de Rusia lejos de sus fronteras desde la invasión soviética de Afganistán en 1979, concluida una década más tarde con un sonado fracaso.

"La única forma apropiada de combatir el terrorismo internacional (...) es actuando de forma preventiva, batallando y destruyendo a los combatientes y los terroristas en los territorios que ya han conquistado, y no esperando a que lleguen a nosotros", aseguró Putin para justificar la intervención.