Solís: Costa Rica no vive en el lejano oeste porque hay leyes para combatir inseguridad

crimen organizado​Mandatario insiste en que no minimiza los crímenes violentos acontecidos en el país en los últimos meses

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, afirmó este martes que hay preocupación en el gobierno por el aumento de actos violentos relacionados con el narcotráfico, sin embargo, agregó que "no vive Costa Rica en el lejano oeste".

Según el mandatario, pese a los hechos suscitados por el crimen organizado, la Fuerza Pública y el gobierno garantizan la seguridad de la ciudadanía.

También reiteró que es comprensible que los costarricenses se agobien por los actos de violencia recientes y que exista consternación, incluso afirmó que esta situación lo motivó a convocar a los Supremos Poderes para emprender acciones en contra de estos hechos.

El presidente llamó a la calma y a confiar en las medidas adoptadas por las autoridades de seguridad.

El pasado 21 de octubre representantes de las diferentes organizaciones responsables de la seguridad pública se dieron cita en Casa Presidencial para definir medidas contra el crimen organizado .

Uno de los acuerdos fue la disposición de 500 oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) en operativos a nivel nacional contra el narcomenudeo.

Precisamente, este martes el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, anunció una inversión de ¢500 millones en recursos para la Fuerza Pública.

Entre las nuevas adquisiciones se incluyen 67 motocicletas, tres vehículos y dos busetas que se distribuirán en las diferentes delegaciones del país. Además, de julio hasta octubre de este año se han distribuido 87 unidades policiales más.

También se sumaron 300 nuevos oficiales para cooperar en los operativos antinarcotráfico.