Presidente Solís levanta veto a reforma procesal laboral

decisión“Es un momento histórico en la vida política y social del país”, dice el mandatario.

Forzado por la imposibilidad de lograr 38 votos en el Asamblea Legislativa que le permitiera ampliar el plazo de la discusión legislativa de la reforma procesal laboral, el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, levantó este viernes por la mañana el veto que pesaba sobre esa ley.

La decisión la comunicó en una conferencia de prensa a las 8:30 a.m. en la Casa Presidencial en la que fue acompañado por los ministros de la Presidencia y de Trabajo, Melvin Jiménez y Víctor Morales, respectivamente.

El Mandatario dijo que la reforma entrará a regir en mayo de 2016, 18 meses después de su publicación en el diario oficial La Gaceta.

Al justificar su decisión, que la tomó el jueves a las 6 p.m., Solís aseguró que las enmiendas al Código de Trabajo, incluidas en la reforma procesal laboral, son un hecho histórico en favor de las garantías sociales y de la revitalización de la justicia.

El Presidente aclaró que con la reforma las huelgas no se podrán extender por más de 30 días.

Solís anunció que el Poder Ejecutivo emitirá un decreto que prohibirá la realización de huelgas en servicios públicos esenciales, que permite la reforma procesal laboral y que se convirtió en el principal punto de crítica a la ley.

La reforma procesal laboral fue vetada por la exmandataria Laura Chinchilla en octubre de 2012 porque permitía huelgas en servicios públicos esenciales.

El Presidente levantó el veto luego de un compromiso que asumió con la fracción legislativa del Frente Amplio, que le permitió al oficialista Partido Acción Ciudadana ganar el Directorio de la Asamblea Legislativa el pasado 1 de mayo.

La decisión de Solís fortalece las relaciones del gobierno con los sindicatos, pero lo enfrenta a las cúpulas empresariales, que objetan la reforma procesal laboral.