No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Alvarado urge a Sala IV a acabar con pensiones de lujo: Es insostenible mantener odiosos privilegios

​Mandatario y pensionados acudieron a audiencia a solicitud de Tribunal que analiza acción contra recortes

El presidente de la República, Carlos Alvarado, urgió este jueves, de frente a los magistrados, que la Sala Constitucional resuelva pronto en materia de recortes a pensiones de lujo y acabe con estas.

En su intervención, durante la audiencia a la que convocó el Tribunal que analiza acciones de inconstitucionalidad contra recortes a estos rubros, el gobernante indicó que las finanzas del Estado no pueden seguir manteniendo estos montos.

"La situación fiscal hace insostenible mantener estos odiosos privilegios", manifestó el mandatario durante su interlocución.

Alvarado pidió a los magistrados tomar en consideración los aspectos jurídicos y financieros, pero sin dejar de lado el aspecto ético pues consideró que estas pensiones van en contra del principio de justicia social.

Sobre este último punto, el mandatario crítico las diferencias que existen entre los pensionados de lujo, cuyos montos hasta duplican el tope de alrededor de los c1,5 millones que reciben los jubilados del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte. Incluso, destacó que distan aún más de los c75 mil que reciben los del régimen no contributivo.

El presidente indicó a los magistrados que estas diferencias generan una clara molestia en la ciudadanía por los privilegios que genera, por lo tanto la decisión que tome el Tribunal repercutirá en la confianza de los costarricenses en sus instituciones públicas.

Dentro de las partes interesadas también participó la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, quien reiteró que las pensiones con cargo al Presupuesto Nacional son insostenibles frente a la situación fiscal del país.

La jerarca explicó que estas pensiones equivalen al 2,9 por ciento del PIB, en otras palabras es el 22 por ciento de todos los ingresos que recibe el Estado.

"No es sostenible que el Estado costarricense pueda mantener el nivel de pensiones que no voy a calificar pero que son evidentemente muy superiores a la que la mayoría de los costarricenses recibe", externo Aguilar.

Defensa de sus pensiones

Previo al descargo del Gobierno, los accionantes de la acción de inconstitucionalidad rindieron sus propias defensas. Se trata de Álvaro Valerio, Jorge Bagnarello, Óscar Pizarro y Alejandro Abellán (estos últimos fueron representados por otra persona).

El primero de los pensionados indicó que es jubilado del régimen del Magisterio Nacional y que está de acuerdo con los trabajos que pretende el Poder Ejecutivo siempre y cuando sea razonable.

En su caso específico, Valerio consideró que la medida no es así y además consideró que su pensión de c3.361.268 (c2.314.125 con deducciones de ley) no constituye una pensión de lujo.

En el caso de Abellán y Bagnarello, estos adujeron mediante su representante que al momento establecer el recorte no se tomó en cuenta las necesidades que como adultos mayores tienen y obligaciones tanto bancarias como con familiares.

El primero de ellos recibe una pensión de c6,8 millones (c3,2 millones con rebajos de ley) mientras que el segundo ostenta c7 millones (c3 millones con rebajas de ley).

Las acciones de inconstitucionalidad, que se tramitan bajo los expedientes 14-014251-0007-CO, 14-015574-0007-CO, 14-014556-0007-CO y 15-000432-0007-CO, son relativas a la Ley 7.858 y las directrices MTSS-012-2014 y MTSS-010-2014 que estableció un tope a las pensiones conocidas como "de lujo".

Estos reglamentos suponen un recorte a estos montos para que el techo para todos sea 10 veces el salario más bajo pagado en la administración pública.

Con los descargos de cada parte, los magistrados deberán analizar cada uno de los argumentos y resolver las acciones de inconstitucionalidad.