Presidente y Figueres difieren sobre si la DIS debe investigar crimen organizado

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y el jerarca de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Mariano Figueres, expusieron posturas distintas sobre si esa entidad debe investigar el crimen organizado en el país.

El mandatario dijo este miércoles que cree que esa es una labor que no le compete a la DIS. Según él, esta entidad debe enfocarse en tareas de seguridad del Estado, defensa de su soberanía y fronteras. Sostuvo que el combate al crimen organizado corresponde a la policía judicial y antidrogas.

Mientras, Figueres aseguró el pasado 9 de mayo, en la Casa Presidencial, que todas las investigaciones que realice serán llevadas a los estrados judiciales y manifestó que "quienes anden en malos pasos deben temer a la DIS".

En esa ocasión, agregó que una forma para combatir la corrupción en la función pública es desarticular el crimen organizado.

Figueres y un grupo de asesores, externos y del gobierno, redactan una reforma a la DIS que será presentada este año a la Asamblea Legislativa.

Solís ha dicho que no ha visto los borradores, aunque aseveró que tiene posturas similares con quien designó en ese cargo el 8 de mayo, minutos después de ser juramentado como Presidente de la República.

El nombramiento de Figueres, sin embargo, generó reacción en el Congreso, donde varios diputados, incluso oficialistas, promueven un proyecto de ley para cerrar la DIS.

Al respecto, Solís ha dicho que respeta ese movimiento, pero que no lo comparte y que hay temas más importantes que analizar en este momento, como la crisis en el sector educación por el atraso en el pago de los salarios a un grupo de funcionarios del Ministerio de Educación Pública.

Sobre los tres diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, Franklin Corella y Epsy Campbell, que respaldan la iniciativa que propone el jefe de fracción del Movimiento Libertario, Otto Guevara, el Presidente manifestó que ellos tienen su derecho a pensar de esa manera, que lo hacen por principios y por una posición histórica de la agrupación, aunque afirmó que la historia debe servir de referencia, pero que no siempre se debe seguir al pie de la letra.