Preste atención al estado de la hojalatería de su casa antes de las lluvias, aconseja experto

La llegada de la estación lluviosa en Costa Rica plantea una serie de retos para las viviendas, tras un promedio de cinco meses secos, con altas temperaturas y fuertes vientos, que pueden aflojar o dañar las estructuras, sobre todo en la hojalatería de la casa, los tragaluces y las láminas acrílicas.

El ingeniero civil Carlos Mora ofreció una lista de puntos que se deben vigilar antes de que los primeros goterones caigan sobre los techos. Principalmente se deben evitar acumulaciones de basura en bajantes, canoas y canales, cuya vida útil se reduce si no reciben mantenimiento adecuado.

Un detalle importante para Mora es que, si su vivienda se encuentra más abajo que la de su vecino, usted debe preocuparse por impermeabilizar la pared externa para evitar la aparición de hongos que dañen el muro y la pintura, tanto por fuera como por dentro.

INGENIERO CIVIL, CARLOS MORA

El viento de meses como diciembre, enero y febrero suele aflojar ciertas partes donde después se producen filtraciones de agua en la hojalatería, como láminas de zinc, tornillos y piezas de canoas y bajantes.

INGENIERO CIVIL, CARLOS MORA

Una correcta impermeabilización al techo con pinturas. Además, la basura acumulada en bajantes y canoas reducen la vida útil de las mismas, por lo que es importante deshacerse de cualquier acumulación que impida al agua fluir. De lo contrario, esas piezas y sus respectivos soportes pueden sufrir daños severos con el paso del tiempo.