Primer grupo de 180 cubanos varados en Costa Rica voló a El Salvador

migración Son los primeros de 7622 isleños que esperan viajar a EE.UU. desde Costa Rica

Tras dos meses de estar varados en Costa Rica, ante el cierre de fronteras que les impuso Nicaragua, un grupo de 180 cubanos que buscan llegar a Estados Unidos retomó su travesía la noche de este martes.

Lo hizo a las 10:30 p.m. en un Airbus 321 de la aerolínea Avianca que partió rumbo a El Salvador desde el aeropuerto internacional Daniel Oduber, en Liberia, Guanacaste.

Este primer vuelo es un "plan piloto" para determinar si es viable trasladar de esa manera a los 7622 cubanos que todavía esperan en albergues de Costa Rica, siempre y cuando puedan costear los gastos.

Cada uno de los isleños que viajó este martes pagó $555 por el tiquete aéreo, alimentación, impuestos migratorios de cada país y un seguro médico.

De acuerdo con la directora de Migración de Costa Rica, Kathya Rodríguez, se necesitarían 27 vuelos de este tipo para trasladar a todos los cubanos que continúan en el país. Sobre aquellos que no tienen dinero para sufragar los gastos, el Gobierno de Costa Rica ha sido enfático en que es una erogación en la que no puede incurrir. Sin embargo, la Organización Internacional para las Migraciones gestiona fondos para ayudar a aquellos que no tengan el dinero requerido.

Una vez que lleguen a El Salvador, los cubanos serán trasladados vía terrestre a la frontera entre Guatemala y México. En ese lugar se les entregará un documento válido por 20 días para que soliciten regularización su situación migratorio en México o para que en ese periodo puedan trasladarse a la frontera y acogerse a la Ley de Ajuste Cubano.

A cada uno de las 180 personas que abandonaron Costa Rica hoy se les entregó un paquete con información de contacto de organizaciones que atienden la migración en cada uno de los países por los que viajarán.

Si bien es un "plan piloto" cuyo éxito habrá que evaluar en días próximo, la realización de este vuelo representa un éxito para el gobierno de Costa Rica. Desde que empezó la crisis, la Cancillería lideró gestiones para facilitarle una salida humanitaria a estos isleños, un objetivo que topó con la negativa inicial de varios países de la región pero cuyo primeros frutos generan satisfacción en el ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González.