Proveedor alega problemas en conexión de vuelos para entregar medicamentos contra VIH a la CCSS

justificación​Seven Pharma tenía que realizar nueva entrega para la semana anterior, sin embargo, la retrasará hasta el 14 de septiembre

Un problema de conexión de vuelos durante el envío del producto a Costa Rica es la justificación que remitió la empresa Seven Pharma por el reciente atraso en la entrega de 450 mil dosis del medicamento Efivarenz para pacientes con VIH.

El proveedor de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) debía tener listo el nuevo lote para el 7 de septiembre, no obstante, por el inconveniente anterior será hasta este jueves que esté disponible.

"El producto tenía que liberarse el 1 de septiembre en el vuelo para salir de Hyderabad (ciudad india) pero tuvieron problemas en la aduana por el espacio que necesitaba el producto, motivo por el cual perdió la conexión y se atrasaron los vuelos siguientes que estaban planificados para el 5 de septiembre en Francia y el 7 de septiembre en Londres", argumentó Seven Pharma en un carta remitida a la institución.

El jefe de la Dirección de Aprovisionamiento de Bienes y Servicios de la CCSS, Manrique Cascante, indicó que están a la espera de que el proveedor cumpla con lo prometido, en caso contrario se llevará a cabo una compra ordinaria con el fin de reducir la afectación por desabastecimiento como la ocurrida hace un par de semanas por el atraso de otro pedido.

La CCSS debe determinar si la justificación de la compañía se puede tomar como un caso fortuito o fuerza mayor para admitir la respuesta.

Pese a lo anterior, la institución ya tenía previsto abrir un procedimiento administrativo en contra de Seven Pharma por un incumplimiento de julio anterior cuando este mismo proveedor no entregó el lote respectivo, lo cual provocó problemas de abastecimiento a nivel nacional.

La acumulación de estos inconvenientes tiene a la Caja analizando la posibilidad de romper el contrato de la empresa por la incertidumbre que generó a la seguridad social.

El problema que enfrentó la entidad tuvo que solventarse con el préstamo de medicamentos por parte de otros países y una compra urgente a otro laboratorio farmacéutico.

El contrato con Seven Pharma es por un año y vence en diciembre próximo, aunque existe la posibilidad de extenderse por dos años más.