Proyecto de banca de desarrollo facilita desvío de recursos, critica diputado

El proyecto de ley para impulsar la banca de desarrollo facilita que los bancos privados pueden desviar esos recursos, denunció el diputado Luis Fishman.

Según el legislador, la iniciativa propone cambiar los años de inhabilitación por sanciones económicas la multa para los bancos que utilicen los fondos para fines distintos a la promoción de micro, pequeña y mediana empresas.

En la actualidad, detalló Fishman, la multa es de 15 años de prohibición para captar dineros del sistema financiero, lo que implicaría la quiebra de la entidad.

Pero si se aprueba la reforma, esa sanción pasaría a ser un pago del 4% sobre la tasa básica pasiva, lo que según el diputado, permitiría desarrollar operaciones con una ganancia millonaria para los bancos privados.

diputado luis fishman

Fishman dijo que la multa establecida en la legislación vigente es “muy fuerte, muy persuasiva, para que nadie juegue con recursos que son sagrados“.

El diputado también aseguró que en la reforma se plantea una norma que establece que tendrá que demostrarse que el banco actuó con dolo o con culpa grave en el desvío de los fondos, para poder ejecutar la multa. Eso, agregó Fishman, es difícil de probar.

Sobre los cuestionamientos, el gerente del BAC San José Gerardo Corrales, insistió en que la multa propuesta por el proyecto no es un porcentaje por encima de la tasa básica pasiva sino un porcentaje del patrimonio total de la entidad, aunque no precisó cuánto.


gerente del bac san josé, gerardo corrales

Según Corrales, el reto que propone la reforma es cómo hacer operativos los recursos del peaje que pagan los bancos y que deben destinarse a apoyar a las Pequeñas y Medianas Empresas.

Los $500 millones de ese peaje, agregó, no se han podido colocar en el mercado porque las entidades no se quieren arriesgar a que por causa de algún error operativo queden inhabilitados para funcionar durante 15 años.

El banquero agregó que esa es la multa más alta que existe en el país.