Proyecto de ley busca evitar cobros excesivos por patentes de licores

reformaMontos han afectado actividades comerciales, alega diputado

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), William Alvarado, anunció la creación de un proyecto de ley que procura reducir los costos para obtener patentes municipales.

La reforma al artículo 10 de la "Ley 9047 de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico" evitaría que las municipalidades realicen cobros excesivos para autorizar permisos a comercios como restaurantes, bares y hoteles, aseguró el legislador en el programa Nuestra Voz.

diputado del pusc, william alvarado

Alvarado señaló que las tarifas afectan las actividades comerciales en distintas zonas del país, sobre todo en aquellas de interés turístico. El legislador explicó que los excesos en el cobro se deben a la inexistencia de controles para establecer las tarifas que deben pagarse trimestralmente.

La reforma se ha discutido desde hace ocho meses en la Comisión de Asuntos Municipales de la Asamblea Legislativa, donde han participado patentados y representantes de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL).

Hasta el martes pasado se logró consenso sobre la reforma, por lo que se ratificará para votación en el Plenario en la mañana de este miércoles, indicó Alvarado.

A partir de ese cambio, el pago por las patentes será calculado según las fórmulas que emplea Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) para catalogar las micro, pequeñas y medianas empresas, la cual contempla las ventas totales, los activos y el número de empleados.

La ley vigente que regula el comercio de licores fue aprobada el 7 de junio del 2012. Un año más tarde, un grupo compuesto por la Asociación de Patentados Heredianos, la Cámara de Comerciantes Detallistas y Afines y el centro comercial Vía Lindora S.A., entre otros, presentaron un recurso de amparo en su contra.

La Sala Constitucional dictaminó que los cobros que realizaban las municipalidades eran excesivos, por lo que estableció tarifas temporales en espera de una reforma por parte de los congresistas.