No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

​Proyecto que sustituye cárcel por trabajo comunal recibe primer aval en Congreso

​Medida se aplicará solo para condenados por delitos en donde no hubo violencia

La cárcel no es la solución para castigar todos los delitos. Ese es el espíritu del proyecto de ley 20.202 que reforma al artículo 56 bis del Código Penal y que ayer fue aprobado en primer debate por los diputados de la Asamblea Legislativa.

La iniciativa sustituye la pena de prisión por trabajos comunitarios en el caso de personas condenados por delitos menores en los que no medió la violencia.

Esos trabajo comunitarios se denominan "servicios de utilidad pública" y consisten en el labores gratuitas que deben realizar las personas condenadas a favor de las instituciones públicas, asociaciones o fundaciones con el fin de contribuir a la sociedad.

Dentro de los requisitos que se deben cumplir para optar por esa pena alternativa destacan que la sanción impuesta no sea superior a 5 años, que el delito no se haya cometido empleando armas o violencia física grave, y que el sentenciado no tenga antecedentes penales.

Aquellas personas condenadas por crimen organizado, delitos contra los deberes de la función pública, delitos sexuales, homicidio doloso o femicidio no podrán, bajo ninguna circunstancia, ser beneficiados con esta modalidad de pena.

El proyecto de ley fue impulsado por el Ministerio de Justicia, cuya política es promover un sistema punitivo más equitativo y proporcional. "Es un avance gigante. Los jueces contarán con un nuevo elenco de sanciones que favorecerán la reinserción social al asumirse las consecuencias cuando se infrinja la ley... Queda mucho por hacer, pero, sin duda, hemos logrado un cambio estructural en el que el mérito es de todos los que creen que un sistema penal más racional es posible. Con esta reforma nos ponemos a tono con los tiempos.", manifestó el jerarca de la cartera, Marco Feoli, en su perfil de Facebook.

La iniciativa ahora deberá ser votada en segundo debate para convertirse en ley de la República.