PUSC presenta proyecto para fijar límite a salarios millonarios en sector público

La fracción legislativa del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) presentó este miércoles un proyecto de ley que pretende fijar un límite a los salarios millonarios del sector público.

Según la iniciativa, los salarios de los funcionarios que más ganan no superarían la suma de 18 salarios mínimos mensuales de un empleado del sector privado, que actualmente es de ¢266 mil. Es decir, en este momento el tope sería de ¢4,8 millones.

En la presentación, participó el excandidato presidencial del PUSC, Rodolfo Piza.

El proyecto también establece que los aumentos salariales de los jerarcas se harán una vez al año, con base en la tasa de inflación.

Con esta iniciativa, los salarios que ya están por encima del tope propuesto no serán rebajados y el único incremento que podrían recibir es el que corresponde al índice anual de inflación, explicó el jefe de la bancada del PUSC, Rafael Ortiz.

El diputado anunció que este jueves iniciará negociaciones con miembros de otras fracciones legislativas, con el propósito de que que respalden el proyecto.

Ortiz explicó que los límites salariales se aplicarían principalmente a jerarcas de los poderes del Estado, Ministros, Viceministros, Presidentes Ejecutivos y Gerentes de instituciones autónomas y semiautónomas.

Los socialcristianos argumentaron que con este proyecto pretenden mejorar las finanzas públicas del Estado, deterioradas por el déficit fiscal, que se proyecta en un 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de este 2014.

La jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Emilia Molina, manifestó que su bancada estudiará el proyecto, pero dijo que un principio estarían de acuerdo con una reforma a los salarios millonarios en el sector público.

Una posición similar expresó el jefe de la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN), Juan Luis Jiménez Succar.

El legislador socialcristiano Johnny Leiva envió, el lunes anterior, una carta al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, mediante la cual le pidió que emita una directriz para congelar los salarios de los funcionarios públicos que ganan más de ¢4 millones al mes.