PUSC unge a Rodolfo Piza como su candidato, tras renuncia del doctor Hernández

Por aclamación, sin oponentes ni críticas, los delegados del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) ungieron como su candidato presidencial a Rodolfo Piza Rocafort, en sustitución del doctor Rodolfo Hernández, quien dimitió el miércoles pasado.

Sólo un asambleísta de Cartago, Walter Granados, votó en contra de la designación.

Piza fue vitoreado desde que ingresó a un angosto salón en el tercer piso del Hotel Aurola Holiday Inn, en pleno centro de San José. Fue recibido con aplausos, abrazos y cuando todos los presentes sabían que era el candidato, tras un acuerdo entre las tendencias Renacer Socialcristiano y Convergencia Calderonista que se cuajó menos de 24 horas antes.

La sesión fue corta. Arrancó minutos antes de las 10 a.m. de este sábado y se extendió hasta las 12 medio día, debido a que el salón debía ser desocupado, pues se iba a celebrar una boda.

Luego de ser ungido como el candidato, entre lágrimas y la canción Color Esperanza, de Diego Torres, el expresidente de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) tomó el micrófono.

En su discurso, dijo ser un hombre de "leyes y justicia" y llamó a la unidad partidaria. Expresó que no es momento de odios y manifestó a sus partidarios que no los dejará tirados a medio camino.

Agregó que "consiente e inconscientemente" se ha venido preparando para la designación y para ser Presidente de la República.

La Asamblea del PUSC también ratificó a los dos aspirantes a las Vicepresidencias.

En primer lugar, Piza escogió a Carlos Araya Guillén, quien fue diputado entre 1986 y 1990 y embajador de Costa Rica en Brasil durante la administración de Rafael Ángel Calderón (1990-1994).

Araya fungió, además, como coordinador del Programa de Gobierno del fallido aspirante presidencial, Rodolfo Hernández.

En la segunda Vicepresidencia, Piza se inclinó por Patricia Vega Herrera, quien fue ministra de Justicia durante la administración de Abel Pacheco.