Querella de Johnny Araya ante Sala IV frena 144 resoluciones de la Contraloría

Una acción de inconstitucionalidad presentada ante la Sala IV por el excandidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, impide a la Contraloría General de la República (CGR), dictar resoluciones de al menos 144 casos sobre funcionarios públicos.

Esa es una de las dos querellas -la otra la presentó el alcalde de Santa Cruz, Jorge Chavarría Carrillo- que frenan y cuestionan la potestad del ente contralor de emitir sanciones.

De acuerdo con la contralora general, Marta Acosta, la imposibilidad que tiene la entidad fiscalizadora para sancionar se da desde abril de 2012, debido a seis acciones de inconstitucionalidad que se han presentado hasta la fecha. De ellas, sólo dos están bajo estudio de los magistrados de la Sala Constitucional.

Contralora General, Marta Acosta

Acosta aseguró que la cifra de resoluciones pendientes es muy alta y que le genera mucha preocupación, dada la percepción de impunidad que genera por casos que están frenados, algunos de los cuales fueron abiertos por corrupción en la función pública.

Agregó que los 144 expedientes están bastante avanzados y que muchos de ellos sólo están a la espera de lo que resuelva la Sala IV para dictar la resolución final.

Contralora General, Marta Acosta

Araya, entonces Alcalde de San José, acudió el 1 de febrero de 2013 a la Sala IV para cuestionar el artículo 41 de la Ley de Control Interno de la Contraloría y traerse abajo la suspensión de 15 días que se fijó en su contra por realizar sobrepagos a una empresa que ordenó el catastro de la Municipalidad josefina.

Soló en 2013, la Contraloría recibió 800 denuncias principalmente contra la labor de los gobiernos locales, del Ministerio de Educación Pública (MEP), la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Un total de 70 investigaciones hechas por el órgano contralor se encuentran en el Ministerio Público por denuncias penales, querellas y apersonamientos pendientes o en proceso.