Quitar derechos a ciudadanos en intentos por limitar potestades a Sala IV preocupa a presidente de ese tribunal

inquietudMagistrado asegura que la Sala Constitucional, que cumplió 25 años, ​“es la única opción para las minorías” del país

Quitar derechos a los ciudadanos en las reformas que buscan delimitar potestades a la Sala Constitucional preocupa al presidente de ese tribunal, Gilbert Armijo.

El magistrado reconoció que las transformaciones a lo interno de la Sala Cuarta -que cumplió 25 años el jueves anterior- son necesarias, pero expresó que le preocupa "el ambiente político" en el que se impulsan.

En una entrevista con AmeliaRueda.com, manifestó su inquietud de que las iniciativas busquen "quitarle competencias a la Sala" y "convertirla en un muñeco de papel que hace el papel de decir que existe un Tribunal Constitucional, pero que no hace nada".

Armijo aseguró que en ocasiones un sector de la ciudadanía no se da cuenta de la importancia de la creación de la Sala, pero dijo que para las minorías del país este órgano "es la única opción".

La Sala Constitucional se instaló el 25 de septiembre de 1989 e inició labores dos días después.

Armijo agregó que dentro de las reformas que considera pertinente discutir es la del artículo 13 de la Ley de Jurisdicción Nacional.

Esta modificación pretende que los fallos de la Sala Cuarta por distintas impugnaciones de una misma causa apliquen por igual a todos los afectados, sin necesidad de resolver y votar cada expediente personal.

Según dijo, si esa enmienda se aprueba, agilizará el trámite de casos.