Recaudación del Impuesto sobre las Ventas perdió efectividad de 2008 a 2014, señala Contraloría

InformeEn seis años, pasó de representar 6 por ciento del Producto Interno Bruto a 4,7 por ciento

La recaudación en el Impuesto General sobre las Ventas (IGV) pasó de representar el 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2008 a un 4,7 por ciento en 2014, lo cual representa un disminución del 21 por ciento. Lo anterior fue señalado por la Contraloría General de la República (CGR) en un informe de auditoría sobre el comportamiento de dicho tributo, dado a conocer este lunes.

Gerente administración financiera CGR, FEderico Castro

A pesar de que este impuesto es la principal fuente presupuestaria del Gobierno Central, la recaudación pasó de representar el 38,9 por ciento del total recaudado al 36,2 por ciento.

De acuerdo con el Gerente del área de Administración Financiera de la CGR, Federico Castro, esta reducción o pérdida de efectividad del tributo responde a una recomposición de las actividades económicas del país y la disminución de las importaciones.

Esto se debe a que el IGV tiene un componente interno, que se recauda en la comercialización de bienes y servicios, y otro de aduanas, que se cobra directamente cuando se importan los bienes. No obstante, el informe señala que la recaudación aduanera pasó, entre 2008 y 2014, de representar un 3,1 por ciento a 2,3 por ciento del PIB.

Por su parte, las actividades relacionadas con servicios pasaron de representar un 41,8 por ciento del PIB en 2008 a un 50,8 por ciento en 2014, mientras que el comercio y la manufactura bajaron en 8 puntos porcentuales. Esto ocasionó que la recaudación relacionada con el componente interno cayera en un 14 por ciento.

GERENTE ADMINISTRACIÓN FINANCIERA CGR, FEDERICO CASTRO

“Esta recomposición de la economía tiene gran importancia para el rendimiento del impuesto, por cuanto las industrias que mayoritariamente están gravadas son el comercio y la manufactura, no así una gran parte de los servicios”, aseguró Castro.

Como consecuencias de esta disminución en la recaudación, el déficit financiero y la deuda han mostrado un aumento en el periodo analizado, de acuerdo con la Contraloría.