Rechazo del Congreso de EE.UU. a acuerdo con Irán significaría guerra, advierte Obama

acuerdo​ Irán podría usar fondos de la flexibilización de las sanciones para financiar a organizaciones terroristas, admite mandatario estadounidense.

El presidente estadounidense Barack Obama advirtió el miércoles que un rechazo del Congreso al acuerdo nuclear con Irán "destruiría la credibilidad de Estados Unidos" y significaría una guerra en Medio Oriente.

"Un rechazo al acuerdo en el Congreso dejaría a toda la administración estadounidense realmente decidida a impedir que Irán se dote de un arma nuclear una sola opción: otra guerra en Medio Oriente. No lo digo por ser provocador. Es un hecho", advirtió Obama en un discurso en Washington.

El presidente admitió que Irán podría usar fondos provenientes de la flexibilización de las sanciones para financiar a "organizaciones terroristas", pero argumentó que ello es preferible a que desarrolle armas nucleares.

"Cualquier beneficio que Irán pueda obtener con la flexibilización de las sanciones palidece en comparación con el peligro que puede representar con un arma nuclear", afirmó.

El gobernante dijo que Israel fue el único país que se expresó públicamente en contra del acuerdo entre Irán y las grandes potencias, y aseguró que en caso de que Teherán no respete lo acordado será sancionado.

"Todas las naciones del mundo que se han expresado públicamente, excepto el gobierno israelí, manifestaron su apoyo" al acuerdo, dijo Obama. El discurso fue traducido al hebreo y retransmitido en la radio pública israelí. Si Irán hace trampa con el tema nuclear "podremos atraparlos y lo haremos", añadió el presidente.

El acuerdo nuclear firmado por Estados Unidos y las grandes potencias con Irán estipula que Teherán no se dotará jamás de la bomba nuclear, a cambio de un levantamiento progresivo de las sanciones internacionales que ahogan su economía.