Reforzamiento de edificio de la Corte comenzará a mitad de año

obras​Proyecto costará ¢3.222 millones

Los trabajos de reforzamiento en el edificio de la Corte Suprema de Justicia comenzarán a mitad de año y tardarán 18 meses en estar listos.

El ingeniero del Departamento de Servicios Generales del Poder Judicial, José Vindas, explicó que las obras incluyen la construcción de muros internos y el ensanchamiento de columnas actuales para hacer a la estructura más resistente en caso de un evento sísmico.

El edificio se compone de tres módulos: el norte, que es lo que se conoce como los jardines de la Corte, el sur, que es el parqueo y un segundo piso con el boquete para la entrada de luz solar, y el edificio central, que integra los diez pisos.

Vindas explicó que en el caso del módulo norte se quitará la tierra y el zacate que están sobre el techo, ya que es subterráneo y se sustituirá por algo más liviano.

También se ensancharán las columnas actuales en 15 centímetros.

El ingeniero explicó que la obra en el módulo central incluye la construcción de muros en los diez pisos para darle mayor seguridad en caso de un temblor.

En los primeros niveles del edificio central se construirán 16 muros de reforzamiento para darle mayor soporte a los costados de la estructura y quitarle presión a las columnas centrales, que actualmente soportan toda la carga en caso de sismos.

Los muros que se construirán en las primeras plantas irán disminuyendo conforme ascienden los pisos, es decir en el piso uno se colocarán 16, mientras que en el piso diez solo ocho.

La intención de reducir la cantidad de muros en cada piso de forma ascendente es fortalecer la estructura de acuerdo con las necesidades del edificio, agregó Vindas.

El último módulo es el sur que contempla dos pisos, uno de sótano y otro de parqueo. En esa parte del edificio se construirán muros y columnas para fortalecer la estructura.

El edificio de la Corte Suprema de Justicia alberga a 481 empleados.

Los magistrados aprobaron, en la sesión de Corte Plena del pasado lunes 9 de febrero, los trabajos de reforzamiento que costarán ¢3.222 millones.

Las recomendaciones técnicas de intervención en el edificio se hicieron desde 1990 cuando un informe reveló el riesgo en caso de un sismo severo. En 2005, otro informe llegó a la misma conclusión.