Regla de tres

Deportivo Saprissa 3 - Club Sport Cartaginés 0

Goles: Carlos Saucedo (51”), David Ramírez (53”), Diego Estrada (78”)

A las 11 a.m., los rayos del sol caían, casi perpendiculares, sobre las camisetas blancas de la gradería sur. La Nueva Cruzada de la UNAFUT, los medios y la opinión pública lograron colocar un anuncio de detergente donde antes saltaba la Ultra.

Un domingo 2 de marzo del año 2014 se inauguró -con el correspondiente tambor redoblante- el uso de detector de metales en el fútbol nacional.

El Deportivo Saprissa, en un estadio con nuevas medidas de seguridad y un rediseño de las barreras entre los espectadores y la cancha, arrancó el partido tratando de definir antes de que los visitantes se acomodaran en el juego. Los primeros diez minutos se jugaron enchufados al 220, si bien todo sucedió sin acercar la pelota al arco de Torres.

En cambio, Cartaginés, que supo aguantar el arranque acelerado de los locales, empezó a ver en el contraataque una forma de respuesta. Erick Scott, al 13”, se encontró una bola que Guzmán dejó perdida frente al área morada, se puso cómodo, pasó el peso corporal a la pierna derecha y pateó con zurda y chanfle un balón que pudo haber cambiado el devenir del partido. Pero lo tiró afuera. Ya luego vendría el crujir de dientes



Video: http://everardoherrera.com

Poco a poco, bajo una radiación ultravioleta a full, el partido fue alcanzando un punto de equilibrio. Si reducimos las acciones a una enumeración, podría ser esta: Yeltsin Tejeda tuvo una mañana de imprecisiones; la zaga brumosa no permitía accesos por los costados; Cartago le puso todas las fichas al contraataque; Carlos Saucedo deambulaba por la punta sin alimento.

Otra oportunidad de haber cambiado la historia del partido la tuvo Pablo Herrera en el 19”. En un sprint desde la mitad del campo, se le escapó -como todo el partido- a Umaña y quedó en un mano a mano con el mexicano Luis Michel. Falló.

Hacia el final de los primeros 45 minutos, el partido había entrado en algo muy parecido a la decadencia. Cartago esperaba el error del Saprissa. Saprissa no se sabe bien qué esperaba. Su media cancha necesitaba de urgencia alguien con ideas. En la banca, tapados por la sombra, seguían apagándose Golobbio y Estrada.

El primer tiempo terminó con dos remates directos de parte del Cartaginés; uno para los morados


En el descanso y el camerino se gestó el cambio radical del encuentro. El DT González eligió a David Ramírez y a Diego Estrada como cambios. Y esta vez no se equivocó. Al toque, Estrada filtraba entre los zagueros brumosos y Ramirez la recibía en la cocina del área cartaga, remataba al cuerpo de Torres y el balón le quedaba a punto de gol al boliviano Saucedo. Gol de los locales al minuto 51”.

Dos minutos después, el portero Michel despejaba con balón elevado más allá de la línea del medio, Arauz peinaba hacia atrás y David Ramírez no dejaba escapar su segunda oportunidad del encuentro. Esta vez encaró con astucia a Torres y anotó, al 53”, el segundo gol de los locales.


No habían pasado diez minutos del inicio del segundo tiempo y ya Cartago estaba desdibujado. El equipo del primer tiempo se quedó en los camerinos, en la cancha jugaban sus dobles.

Dice la estadística que el Chiqui Brenes estuvo en la cancha.

Con el partido administrado, Saprissa buscó, sin apurarse mucho, el tercer gol. Finalmente llegó en los pies de Estrada. Al 78” le llegó un balón que le sacaron a Ramírez y Diego supo colocar en la red de los brumosos.

Con estos tres goles, el Deportivo Saprissa no pierde de vista al líder y obliga a Cartago a reformular una estrategia que tiene siete jornadas de no rendir frutos.