No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Renuncia presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski tras denuncia de compra de votos

​Odebrecht reveló que había pagado casi cinco millones de dólares por asesorías a empresas ligadas al presidente cuando era ministro

El Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski llegó a su fin. El mandatario presentó la renuncia a la presidencia del Perú tras un año y 7 meses en el cargo, luego de estar sumido en una crisis presidencial a raíz de los videos propalados por Fuerza Popular y que exhiben una presunta compra de votos a cambio de obras.

Congresistas fujimoristas difundieron el martes un vídeo en el que aparece Kenji Fujimori (hermano y feroz opositor de Keiko Fujimori, la líder de Fuerza Popular, el mayor partido de oposición en el Congreso) intentando convencer a otros parlamentarios de que apoyen a Kuczynski a cambio de obras públicas en sus distritos.

"Vamos a iniciar el proceso de denuncia constitucional, es decir, el desafuero a los cinco parlamentarios que son materia de este video", dijo el presidente del Congreso, el opositor Luis Galarreta, quien pidió a Kuczynski que renunciara para evitar ser destituido.

El apoyo de Kenji y otros nueve diputados afines lograron salvar a Kuczynski de la primera moción de destitución, a cambio del indulto a su padre Alberto Fujimori (1990-2000), que cumplía 25 años de cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad. Ello les valió a este grupo de diputados la expulsión del partido.

Pero las mentiras del presidente sobre sus presuntos vínculos con Odebrecht cuando era ministro de Economía en el gobierno de Alejandro Toledo -sobre el que pesa también una orden de extradición por haber recibido 20 millones de dólares de la constructora brasileña- terminaron por cavar su tumba política.

Odebrecht reveló que había pagado casi cinco millones de dólares por asesorías a empresas ligadas al presidente cuando era ministro, lo que había negado.

La constructora admitió además que hizo aportes de campaña en 2006 y 2011 a los últimos cuatro ocupantes del sillón presidencial peruano, incluido Kuczynski, y a Keiko Fujimori.

Kuczynski se convertió de tal forma en el primer mandatario en ejercicio en perder su puesto por los tentáculos corruptores de Odebrecht, que admitió haber pagado decenas de millones de dólares en sobornos en varios países latinoamericanos para adjudicarse contratos de obras públicas.