Rescindir contratos de alquiler en San José antes de tiempo le costaría a Hacienda $21,8 millones

alquileres​Costos podrían ser menores si se negocia con las partes

Rescindir los contratos de alquiler que el Ministerio de Hacienda tiene por edificios en el casco central de San José, le costaría $21,8 millones, según información brindada por la Dirección Administrativa y Financiera del Ministerio a solicitud de AmeliaRueda.com.

Dicha cartera anunció este viernes que está planeando la compra del Centro Corporativo el Tobogán (CCET) que cuesta $120,7 millones, con el fin de eliminar el gasto en alquileres en el centro de San José. Actualmente, se gastan cada año en 13 inmuebles y una bodega cerca de $11,7 millones.

Hacienda realizó un estudio interno, que determinó que la compra del inmueble permitiría ahorrar anualmente cerca de $1 millón en gasto por arrendamientos y cerca de $2 millones en gastos operativos.

Según explicó Jorge Arturo Rivas, miembro de equipo técnico que se encargó de realizar el estudio para la compra del inmueble, el costo de indemnizar a los dueños de los edificios en caso de que se decida finalizar el contrato antes del plazo estipulado, se contempló dentro del análisis del ahorro de costos, por lo que aún en caso de incurrir en dicho gasto, la entidad estaría ahorrando dinero.

Para el estudio se tomaron en cuenta todos los alquileres del casco central que tenía fecha de vencimiento hasta el 2019.

No obstante, aún se debe evaluar si lo más rentable es esperar a que el contrato finalice o pagar una indemnización a las empresas, de acuerdo con Rivas y el Ministro de Hacienda, Helio Fallas.

"Debido a que parte del lucro cesante incluye las inversiones realizadas por el arrendador, se está en la revisión de las mismas para determinar cuánto ya se ha amortizado; ese monto se debe restar a lo estimado. Es importante aclarar que esto conlleva una negociación entre partes, por lo que se considera que el monto indicado podría ser menor", aseguró el Departamento Financiero.

De los contratos de alquiler que Hacienda ha firmado con personas físicas o jurídicas en San José, solamente dos vencen este año: el del edificio Virmarel, cuyo arrendamiento cuesta ¢5 millones al mes y que vence en marzo y el contrato de alquiler más elevado de todo el Poder Ejecutivo, con Hogares de Costa Rica S.A. a un precio mensual de ¢118 millones, el cual vence en octubre.

Los restantes contratos vencen en los siguientes años: dos en 2016, uno en 2017, cinco en 2018 y dos en 2019. Dos se firmaron de forma indefinida.

Hacienda envió solicitud de compra a la Contraloría General de la República, para que la autorice. Según explicó el ministro Fallas, en caso de que dicha entidad apruebe la adquisición se podría empezar a trasladar personal a finales de marzo o inicios de abril.