Respuestas a las dudas más frecuentes sobre nuevo reglamento de sillas para niños

¿Quién debe comprar las sillas especiales para que sus hijos viajen en buseta a la escuela? Si tengo un carro de solo dos asientos ¿debo cumplir con el reglamento?.

Estas y otras dudas forman parte de las interrogantes que más poseen los usuarios respecto al nuevo reglamento que establece que los menores de 12 años deben viajar en sillas especiales, más conocidas como bústers.

El nuevo reglamento, publicado este lunes 29 de abril en el diario oficial La Gaceta, posee algunas características que usted debe conocer, como por ejemplo que no toma en cuenta la calidad de los dispositivos que se adquieran, según indicó el coordinador de asesoría técnica de fiscalización del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), Marvin Salazar Trejos.

Es decir, los oficiales de Tránsito no fiscalizarán que la silla sea de buena calidad por lo que no hay garantía de que los dispositivos soporten el impacto de un choque vehicular. Por esa razón, el Cosevi recomienda a los padres de familia y conductores de microbuses para estudiantes verificar que la silla cuente con la etiqueta de homologación internacional, indicó el funcionario.

coordinador de asesoría técnica de fiscalización, marvin salazar trejos

Si la silla o el búster no cuenta con la etiqueta de homologación internacional, el usuario no puede saber si el dispositivo es de buena calidad y si protegerá la vida del menor como lo pretende el reglamento, según Salazar Trejos.


COORDINADOR DE ASESORÍA TÉCNICA DE FISCALIZACIÓN, MARVIN SALAZAR TREJOS

El nuevo reglamento establece que los vehículos particulares y microbuses de estudiantes tienen que utilizar sillas o bústers para transportar menores de 12 años, siempre y cuando tengan una estatura inferior a un metro con 45 centímetros, conforme a su peso, tamaño y edad. En caso contrario, se exponen a una multa de ¢198 mil y se le restarán cuatro puntos de la licencia.

El funcionario de Cosevi indicó que la institución pretende formular una normativa que establezca el uso obligatorio de dispositivos homologados.