Restauración impulsa plan para quitar curul a diputados que se declaran independientes

Proyecto​Proponente niega que iniciativa sea una venganza contra los ocho legisladores que dejaron el partido del sol para unirse a Nueva República

Dos semanas después de que el Partido Restauración Nacional (PRN) viera como su fracción se partía a la mitad ante la renuncia de siete de sus integrantes, en la Asamblea Legislativa surgió un proyecto de ley que pretende quitarle la curul a los diputados que se declaren independientes.

Se trata de una iniciativa que presentó este martes el congresista evangélico Eduardo Cruickshank, con el respaldo de 19 legisladores.

El plan busca adherir un párrafo al artículo 106 de la Constitución Política, en el que se dispondría que todo legislador que se separe o renuncie a la agrupación política con la que fue electo, perdería sus credenciales y sería suplido según lo establecido en el Código Electoral.

Cruickshank negó que su propuesta tuviera que ver con la decisión que tomaron ocho diputados de dejar el partido del sol para formar un bloque que seguirá la tendencia del movimiento político Nueva República, el cual es liderado por el excandidato presidencial Fabricio Alvarado.

El restauracionista explicó que la iniciativa estaba en su agenda desde que inició sus funciones el 1 de mayo anterior, ya que había realizado un estudio de proyectos archivados, los cuales retomó, estudió y afinó.

De acuerdo con el subjefe de fracción de Restauración, ese plan en concreto había sido descartado luego de que el Departamento de Servicios Técnicos del Congreso encontrara necesario hacer una reforma a la Carta Magna y no una modificación en la normativa del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), como se proponía en un inicio.

"Es un sello para la democracia costarricense porque nuestro sistema de elección no se fundamentan en la elección de personas sino en elección de partidos políticos. La gente no vota por personas, sino por un partido", manifestó el legislador.

"Por ejemplo, el electorado no votó por Eduardo Cruickshank, votó por una ideología cristiano social. ¿Qué pasaría si yo me pasara a Acción Ciudadana o al Frente Amplio, que son radicalmente opuestos en ideología? Ellos estarían siendo defraudados", añadió.

El proyecto cuenta con un transitorio que establece que la reforma tendrá vigencia a partir del periodo constitucional posterior al de su aprobación.

La iniciativa de Cruickshank se tramita en la corriente legislativa bajo el expediente 21.093 y cuenta con el apoyo de representantes de los partidos Liberación Nacional, Acción Ciudadana, Unidad Social Cristiana, Integración Nacional, Republicano Social Cristiano y Frente Amplio.

Inconveniente

El bloque Nueva República tardó poco en emitir un pronunciamiento en el que catalogó como "inconvenientes" los proyectos de ley como el propuesto por Eduardo Cruickshank, al estar en contra de la representación popular según lo dispuesto por la Sala Constitucional en su voto número 2005-01360.

Dicha resolución establece que los diputados no llegan al Congreso a representar a un grupo particular, sino a la ciudadanía.

Según el comunicado, "pretender que un legislador pueda perder sus credenciales por declararse independiente implica poner la línea de partido por sobre la voluntad del pueblo y por sobre los principios y criterios del propio diputado".

El movimiento emergente además recalcó que "si bien es cierto, que en nuestro sistema electoral la única forma de llegar a los cargos de elección popular es mediante un partido político, no se puede dejar de lado el que las personas ya no votan por banderas, sino por personas.

Además de los ocho congresistas que se marcharon a Nueva República, en la integración 2018-2022 también se presentó la renuncia de Érick Rodríguez a Integración Nacional.