No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Restauración del Teatro Nacional se extenderá hasta 2018 debido a alta complejidad técnica

​Se colocará una gigantografía para cubrir andamios, latas y mejorar el paisaje

La restauración de la fachada sur del Teatro Nacional avanza a paso lento pero seguro, afirman las autoridades al mando de la principal joya arquitectónica de San José.

El proceso para remozar esa área inició en setiembre del 2016, pero debido a su compleja técnica, los trabajos se extenderán hasta 2018.

La contaminación, la lluvia, las palomas y los cambios de temperatura hicieron mella en esta estructura que no había sido intervenida en 120 años y que además representaba un riesgo para los transeúntes debido a que algunas de las piedras estaban a punto de desprenderse.

El director del Teatro Nacional, Fred Herrera, indicó que ellos mismos se han visto sorprendidos por el proceso, ya que en principio pensaron que era una simple sustitución de piedras, sin embargo, la técnica original demanda un tiempo mayor al pronosticado.

“No es cualquier muro en donde las piedras se colocan una sobre otra con cemento o argamasa, sino que se meten a presión. Las piedras se suben, se terminan de tallar ahí mismo y luego se colocan, parece increíble pero ese es el método, las piedras tiene que ser de gran solidez y corresponder con la belleza y homogeneidad del teatro, no es cualquier piedra, es todo un tema buscar la cantera y pueden pesar hasta 400 kilos, y esa es la razón por la cual el trabajo ha durado mucho y va a durar mucho más”, afirmó.

La restauración de la fachada sur se realiza por etapas. El año pasado se sustituyeron las piedras que estaban flojas en la parte superior, y actualmente se intervienen las piedras que bordean a las ventanas, las del almohadillado y las sillerías, en la siguiente fase le tocará el turno a las piedras de los frontones.

“El problema principal fue encontrar a la persona ideal para realizar esta labor tan compleja, fueron meses de meses dada la exigencia de calidad que debe tener, y también que en Costa Rica no existe una escuela ni una institución que forme artistas para el tallado de piedras, la única persona fue un norteamericano que radica en el país, y que cuenta con el nivel técnico y artístico que puede corresponder con el Teatro Nacional”, indicó Herrera.

El artista que realiza esta labor se llama Jonathan Krieg quien se especializó en Inglaterra para poder hacer restauraciones en edificios construidos el siglo anterior.

“Esto nos advierte de la necesidad de crear con el INA o algunas universidades, algún sistema de diplomado para ir formando personas que quieren apoyar estos procesos no solo al Teatro Nacional, sino a otras edificaciones que tengan condiciones similares con un trabajo artesanal de alta calidad para asegurar la restauración”, agregó el director.

Según las autoridades del Teatro, hasta el momento se han sustituido cerca de 15 piedras de diferentes tamaños y hacen falta la restauración de 20 más, algunas tipo mollejón que sufrieron un proceso de pulverización.

Paisaje

Con el propósito de mejorar el entorno, se colocará en las próximas semanas una gran lona con una imagen gigante del teatro, estilo gigantografía, en toda la fachada sur.

Muchos josefinos han criticado la mala imagen que da un Teatro Nacional cubierto de latas y con andamios durante mucho tiempo.

“Yo comparto y comprendo las objeción de que ese muro no se ve bien estéticamente, entonces hemos entrado en conversación con una empresa con la que vamos a instalar una gigantografía, que tendremos puesta hasta que finalicen los trabajos como se hace en ciudades europeas y de Estados Unidos, que colocan una estampa de la obra terminada”, señaló.

Según Herrera, esta lona se financiará mediante patrocinios con empresas privadas, por lo que los recursos del Departamento de Conservación solo se emplearán para los trabajos de restauración.

“Es una decisión para embellecer la ciudad, entendemos que el Teatro Nacional está en el corazón de San José y evidentemente tenemos una irresponsabilidad ineludible de colaborar con el entorno”, concluyó.