Resucita la ampliación del Canal de Panamá

Camiones gigantescos cargados de piedra, grúas a medio funcionar, obreros afinando la maquinaria y el ruido de las excavadoras, empezaron este viernes a quebrar el silencio que reinaba hasta hace poco en las obras de ampliación del Canal de Panamá.

La decisión de reiniciar los trabajos fue adoptada el jueves por el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la constructora Sacyr. La obra estuvo detenida durante dos semanas por falta de liquidez.

La crisis estalló el 30 de diciembre pasado cuando GUPC exigió el pago de $1.600 millones por sobrecostos, adicionales a los $3.200 millones del contrato original para la construcción del tercer juego de esclusas.

Tras el rechazo de la Autoridad del Canal de Panamá a esta pretensión, en las negociaciones se acordó dirimir el reclamo en un arbitraje y ahora GUPC busca $400 millones para continuar las obras. Mientras ese dinero llega y siguen las negociaciones, GUPC decidió reiniciar los trabajos.