Retiro de Araya de la campaña electoral evidencia fisuras a lo interno del PLN, dice analista

El retiro de Johnny Araya de la contienda electoral dejó en evidencia fisuras y fricciones a lo interno del Partido Liberación Nacional (PLN), sostuvo este miércoles el analista político Víctor Ramírez.

La crisis se da al punto que hasta el día de hoy el Comité Ejecutivo, el Directorio Político, el candidato presidencial, la fracción parlamentaria saliente y la entrante no han coincidido en una misma sala.

La situación quedó en evidencia el martes por la noche cuanto todos estaban convocados a un encuentro en la Asamblea Legislativa para analizar la situación del partido y a última hora cancelaron los diputados electos, quienes desde las 3 p.m. se reunieron con Araya, pero en San Pedro de Montes de Oca, en las oficinas del futuro legislador y exjefe de campaña verdiblanco, Antonio Álvarez Desanti.

Entre los legisladores salientes y entrantes existen posiciones encontradas, según declaraciones brindadas recientemente por representantes de ambos grupos.

Algunos siguen viendo al todavía candidato presidencial como su líder y la voz cantante del partido, mientras que otros se rehusan a tomar en cuenta sus opiniones para tomar decisiones.

La bancada actual dio marcha atrás y ya no existe consenso para postular al exdirector del Estado de Nacional, Miguel Gutiérrez Saxe como Defensor de los Habitantes, tal como solicitó Araya, antes de su retiro.

Los legisladores electos tampoco respaldaron al unísono la recomendación del exalcalde de San José de ceder los seis puestos del Directorio Legislativo al Partido Acción Ciudadana (PAC).

Tampoco hay consenso en ceder a Araya la decisión de escoger a los futuros jefe y subjefe de fracción de Liberación Nacional, tras la reunión que sostuvieron este martes por la noche.

A lo interno del Directorio político del PLN también existe molestia, debido a que Araya les comunicó la decisión cuando ya estaba tomada, incluso hubo quienes sugirieron convocar a la Asamblea Nacional de la agrupación para que emitiera un pronunciamiento.

Para Ramírez, el PLN atraviesa la crisis más grande de su historia y las secuelas no se resolverán "de la noche a la mañana".

El analista añadió que Liberación Nacional -al igual que todos los partidos- enfrenta conflictos, aunque hasta ahora deja en evidencia "los trapos sucios" y divisiones, que a su juicio no son nuevas, sino que venían acumulándose.

Analista político, Víctor Ramírez

Para el presidente de la agrupación, Bernal Jiménez, la decisión de Araya de abandonar la campaña antes de los comicios del 6 de abril ocasionó un clamor de oposición generalizado. Sin embargo, niega que existan tales divisiones.

Por el contrario, aseguró que el hecho de que los diputados electos se ausentaran de la reunión del martes pasado no significa nada más que un problema de organización en cuanto a agendas.

Presidente del PLN, Bernal Jiménez

Jiménez manifestó que en los próximos días el Comité Ejecutivo y el Directorio Político planea reunirse con la fracción electa.

A Araya no se le cursará una invitación, debido a que forma parte del Directorio y puede asistir a las reuniones las veces que considere oportuno, dijo el presidente liberacionista, quien señaló que será el exalcalde el que defina su papel.

El diputado electo por Alajuela, Rolando González, quien hasta ahora es el vocero de la futura bancada, también negó que existan fricciones, aunque reconoció que Araya será un líder al cual escucharán. Sin embargo, aclaró que eso no quiere decir que acatarán a cabalidad sus recomendaciones.