Rezago tecnológico en seguridad vial eleva riesgo de muertes por accidentes, advierte Lanamme

La falta de dispositivos modernos de seguridad vial en las carreteras nacionales aumenta los riesgos de muertes por accidentes de tránsito, según el ingeniero del departamento de Seguridad Vial del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica, Erick Acosta.

ingeniero del lanamme, erick acosta

Sin embargo, reconoció que no existen estadísticas nacionales de en cuánto podría disminuir el porcentaje de muertes en vías, si se usaran dispositivos más actuales, como los que se implementan en Brasil o México.

Acosta indicó que en Costa Rica los dispositivos de seguridad vial, como las barreras y los amortiguadores de impacto, no siempre son colocados en los lugares y de la forma correcta. En el caso de las barreras, el experto aseguró que las que se usan tienen un nivel mínimo de contención.

Otra de las medidas para reducir los riesgos es la construcción de rampas de escape; sin embargo, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) casi no las construye , según el ingeniero.

Muchos de estos dispositivos, sobre todo los más modernos, "en el país sólo los conocemos por fotografía", afirmó el técnico del laboratorio de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El ingeniero mencionó, por ejemplo, que en el caso del accidente del río Tarcolitos en Puntarenas, donde fallecieron tres hombres y una mujer la madrugada del jueves 1 de mayo pasado, si hubiera existido un adecuado sistema de contención, las consecuencias podrían "haber sido menores".


ingeniero de lanamme, erick acosta

Además de dispositivos más avanzados, el país requiere de la implementación de una adecuada señalización vial; de sistemas de transporte inteligente que le indiquen al conductor sobre los riesgos de las carreteras y de una mayor presencia policial en puntos estratégicos de la red vial, afirmó Acosta.

A nivel mundial, el programa gubernamental de uso de dispositivos modernos en seguridad vial se denomina "carreteras que perdonan", porque, según explicó Acosta, esas vías "perdonan muchos de los errores humanos cometidos al conducir", como el exceso de velocidad.

El director ejecutivo del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), German Valverde, reconoció que el país está rezagado en seguridad en carretera, pero, según él, el principal problema radica en que de hace tres años para atrás, los ingenieros nacionales no contaban con un manual que detallara cuál es el sistema más adecuado para las condiciones de cada vía.

A raíz de esa carencia, el gobierno siempre tomó la decisión de adquirir los dispositivos más baratos, pero no necesariamente más efectivos, admitió Valverde.

Hace tres años, el propio Valverde elaboró un manual técnico que se ha ido incorporando a la ingeniería de tránsito y poco a poco se empezaron a implementar otros dispositivos menos tradicionales, explicó.

No obstante, reconoció que los únicos dos amortiguadores de impacto que hay en todo el país, corresponden a los accesos del puente en Circunvalación, sobre la rotonda donde estaba el Rancho Guanacaste, en Alajuelita.

director ejecutivo de cosevi, german valverde