Rio de Janeiro ya está decorada para el Mundial pese a protestas callejeras

A pocos días del puntazo inicial, en Rio de Janeiro es imposible no darse cuenta que el Mundial de fútbol está a la vuelta de la esquina. La decoración llena las calles de la ciudad carioca con los colores de la bandera brasileña.

Pero los artistas aprovechan que todas la miradas están puestas en su país para criticar la corrupción y el excesivo gasto del Mundial. Y es que en este país enamorado del fútbol, no todo es alegría por ser los anfitriones.