No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

​Robo agravado: ruta a la cárcel de los jóvenes en delincuencia; 40% de condenas son por este delito

​Entre 2012 y 2016 un total de 724 personas menores de edad fueron encontrados culpables de asaltar usando la fuerza

Por sobrevivencia, por malas juntas, por desesperación, por no estar conscientes de los riesgos que afrontan ni el daño que causan, los jóvenes violan la ley; y el delito que más cometen, al menos en el que más son encontrados culpables por el sistema de justicia, es el robo agravado.

Entres el 2012 y 2016, un total de 724 personas menores de edad fueron condenadas por ese delito, la cifra representa un 38 por ciento de la suma de las condenas de todos los delitos. En síntesis: de cada 10 adolescentes privados de libertad, cuatro están ahí por robo agravado.

Menores condenados por tipo de robo

Ese delito – que se castiga con entre 5 y 15 años de prisión– contempla una serie de particularidades vinculadas con, en términos sencillos, apoderarse de una bien ajeno.

Comete robo agravado, por ejemplo, quien rompa una pared, una cerca o techo para para robarse algo, aquel que utilice un arma, o incluso quienes cometan el robo en grupo.


Las cifras son el resultado de un análisis hecho por AmeliaRueda.com con datos del Poder Judicial.

El gran porcentaje de condenas por robo agravado es una particularidad de la población menor de edad, en los infractores adultos no se registra esta situación, en ellos las condenas por ese delito solo representan el 22 por ciento de la suma de las condenas de todos los delitos.

Compare las condenas por robo agravado con la suma de las condenas de todos los delitos

Estrategia de sobrevivencia

La magistrada de la Sala de Casación Penal, Doris Arias, es la presidenta de la Subcomisión de Acceso a la Justicia Penal Juvenil; allí se han realizado estudios y planificado propuestas de programas para atender a los jóvenes en delincuencia y prevenir que más muchachos cometan delitos.

Arias explica que los jóvenes que delinquen vienen de familias disfuncionales, son víctimas de la negligencia de sus padres, incluso algunos cometen delitos como una especie de herencia familiar; es decir, en sus familias se dedican a eso como medio de subsistencia.

La sicóloga experta en temas de niñez y adolescencia, Elizabeth Ballestero, ratifica lo planteado por la magistrada y enfatiza que para muchos jóvenes robar es una estrategia de sobrevivencia, una forma de obtener dinero para sus necesidades básicas, para aportar a la casa (en muchos casos se les exige), o para lograr ser aceptados en su entorno: en un grupo de pares, en el barrio, en una pandilla.

“Imagínese un ambiente donde lo normal sea robar, en donde el que roba más es el más exitoso; entonces los adolescentes, que no están conscientes de los riesgos, emulan esas conductas”, explicó.

Como medida para atender a los jóvenes en delincuencia, con el fin de ayudarlos y no solo castigarlos, se apuesta a un modelo de justicia restaurativa, explicó la magistrada Doris Arias.

La justicia restaurativa procura que el infractor repare el daño que hizo al cometer el delito, esto por medio de acciones sociales, trabajo comunal… además tiene como norte que quien violó la ley asuma su responsabilidad y tome conciencia de lo que hizo.

La esencia de esta estrategia es trabajar con los jóvenes en delincuencia a partir de sus necesidades y carencias efectivas, sociales y prácticas… Por tanto reciben desde talleres sobre el manejo de emociones hasta capacitaciones en carreras técnicas.

Esta apuesta pretende, en conjunto con acciones que se deben desarrollar en comunidades conflictivas, frenar la incidencia de personas menores de edad en el mundo del crimen, lo que significaría un aumento en la seguridad a corto plazo, pero, sobre todo, a largo plazo.