Robot que se encuentra sobre un cometa a 510 millones de kilómetros de la Tierra se está quedando sin energía

Exploración​Desde el miércoles, Philae está posado en la superficie del astro

El robot Philae usó su taladro para explorar el suelo del cometa pero no es seguro que tenga energía suficiente como para sobrevivir y volver a entrar en contacto con la Tierra, anunció este viernes la Agencia Espacial Europea (ESA).

"Esperamos volver a tener un contacto esta noche, pero no es seguro", dijo a la prensa en Darmstadt (Alemania) Stephan Ulamec, responsable de la empresa aeroespacial alemana DLR que fabricó el robot de la sonda espacial europea Rosetta.

Desde el miércoles, Philae está posado en la superficie del cometa de cuatro kilómetros de diámetro 67P/Churyumov-Gerasimenko, a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra. Funciona correctamente y envía información sobre el cuerpo celeste, pero se está quedando sin energía.

El robot del tamaño de un frigorífico—que pesa 100 kilos en la Tierra y apenas un gramo en el cometa donde casi no existe la fuerza de gravedad— está repleto de instrumentos de observación, aunque carece de autonomía de movimiento.

Según los científicos de la ESA, aunque se pierda por completo la comunicación, la "cosecha" de información científica obtenida por Philae ya es muy rica: suministró entre 70 por ciento y 80 por ciento de los datos previstos. "Miremos más bien lo que ha logrado, que es único, y seguirá siéndolo para siempre", insistió el director de vuelo de la ESA, Andrea Accomazzo.

Los cometas son agregados de polvo y hielo primordial, escombros restantes del proceso de formación del Sistema Solar ocurrido hace 4.600 millones de años.

Por eso Philae intenta analizar directamente con sus instrumentos —incluyendo seis cámaras fotográficas, un tomógrafo y un espectrómetro— el núcleo del cometa y descifrar las claves para comprender cómo los planetas se formaron alrededor del Sol.

"Activamos el taladro" para tomar una muestra del suelo, dijo Stephan Ulamec. El perforador del taladro descendió unos 25 cm. Luego se perdió contacto con el robot y se espera reanudarlo el viernes, para conocer los resultados de la exploración, precisó Ulamec.