Robot sobre cometa logró enviar datos a la Tierra antes de apagarse este sábado

misión​Información podría ayudar a comprender el origen de la vida en nuestro planeta

El robot Philae logró enviar un torrente de datos antes de apagarse este sábado en el cometa en el que se encuentra desde el miércoles anterior, completando una misión histórica que podría ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.

El viernes por la noche, cuando los científicos temían que ya se hubiera quedado sin batería, el robot logró enviar información desde el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, a más de 510 millones de kilómetros de la Tierra.

Previamente, durante el día, el robot hizo con su taladro una perforación de 25 centímetros en el cometa, aunque no se sabe aún si logró extraer una muestra de la superficie.

Más tarde, la agencia espacial francesa que participa en la misión anunció que se había perdido el contacto por falta de energía del robot, enviado al cometa por la sonda europea Rosetta.

Hace dos días, pudo enviar las primeras imágenes sobre el cometa.

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) señaló que el robot "ha entrado en modo stand-by".

Philae, que se posó a la sombra, entre unas rocas, funcionó primero con una pila de 60 horas de vida. El problema es que sus baterías solares, que debían tomar el relevo, no recibieron suficiente luz para permitirle seguir funcionando.

El robot logró no obstante una proeza, una rotación que le permitirá a sus paneles solares recibir más luz en los próximos meses, a medida que el cometa en que se encuentra avance hacia el Sol.

Esto le permitirá presumiblemente al robot salir de su hibernación hacia el mes de agosto, según Philippe Gaudon, jefe del proyecto Rosetta en el CNES en Toulouse (sur de Francia).

Video: RT.