Sacrifican 150.000 pollos en una granja de Holanda por brote de gripe aviaria

Virus​La gripe aviaria es mortal para las aves y supone una amenaza para la salud de los seres humanos

Las autoridades holandesas inspeccionan desde este lunes granjas avícolas después de que surgiera, en un pueblo del centro del país, una cepa muy virulenta de gripe aviaria, un virus muy infeccioso que puede contagiar al ser humano.

Responsables sanitarios prohibieron el domingo el transporte de aves de corral en ese país, tras descubrir en la localidad de Hekendorp una forma "altamente patógena" de gripe aviaria en su territorio nacional.

El sacrificio de unos 150.000 pollos en la granja del pueblo holandés se completó el lunes, aseguró Lex Denden de la Autoridad Holandesa de Seguridad Alimentaria y Productos de Consumo.

"Inspeccinamos otras 16 granjas avícolas en un radio de 10 km, dijo a la agencia de noticias AFP. "No se detectaron otros casos ".

El alcalde de Hekendorp, Pieter Verhoeve, firmó un decreto de emergencia para cerrar el pueblo a todo tipo de tráfico, excepto para las autoridades y los habitantes, durante el sacrificio de las aves.

Las autoridades identificaron la cepa de gripe aviar como la H5N8, que solo se había detectado en Asia antes de que apareciera en una granja alemana en noviembre.

La gripe aviaria es mortal para las aves y supone una amenaza para la salud de los seres humanos, que pueden contagiarse al estar en contacto con los animales infectados.

Los responsables sanitarios indicaron, sin embargo, que el contagio solo se produce en caso de "contacto directo e intenso" con las aves contaminadas.

La cepa H5N1 de la gripe aviaria mató a más de 400 personas, sobre todo en el sureste de Asia, desde que apareció por primera vez en 2003. Una cepa distinta de ese virus, la H7N9, hizo más de 170 víctimas mortales desde que surgió en 2013.