Sala IV ordena a CCSS definir en 7 días si niño puede recibir trasplante de hígado de donador vivo

MandatoMenor de cuatro años requiere de la intervención con urgencia para salvaguardar su vida

La Sala Constitucional, de forma unánime, declaró con lugar un recurso de amparo planteado a favor de Josué Hernández, un niño de cuatro años que requiere un trasplante de hígado para salvaguardar su vida.

En el voto 2015-016279 de las 14:30 horas del 20 de octubre de 2015 se resolvió que el trasplante puede ser de un donante vivo o de uno cadavérico.

La Sala ordenó a las autoridades de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), a la directora del Hospital Nacional de Niños y a la directora del Centro de Trasplante Hepático y Cirugía Hepatobiliar del Hospital México, que en un plazo de 7 días determine si es posible un trasplante con donante vivo y que, una vez se cuente con el consentimiento de la familia, se defina si el trasplante se realizará en el país o en el extranjero.

De proceder a efectuar el trasplante en otro país, se haría en coordinación con Fundahígado América u otra entidad que así lo aceptare, siempre y cuando lo determine el equipo de médicos tratantes y bajo su estricta responsabilidad.

En caso de que apareciera un donante cadavérico los recurridos deben asegurarse que de inmediato se disponga lo necesario para que pueda ejecutarse el trasplante de hígado que requiere el menor de edad.

El abogado que presentó el recurso de amparo, Cristian Campos, dijo que el alcance de la resolución no solo beneficia a Josué (el niño de cuatro años) sino a todos los menores que están a la espera de un transplante, pues los magistrados ordenaron a la CCSS presentar acciones para atender los casos más urgentes.

abogado del menor de edad, Cristian Campos.

En el fallo se dio el plazo de un mes a las autoridades de la CCSS -contado a partir de la notificación de la sentencia- para presentar un plan remedial para atender los casos urgentes como los de Josué.

En la votación participaron los Magistrados Armijo Sancho quien presidió, Jinesta Lobo, Cruz Castro, Castillo Víquez, Rueda Leal (como magistrado redactor), Hernández López y Salas Torres.