Salir de la sombra

CS Herediano 5 - Puntarenas FC 2

Goles: Yosmar Arias (28”), Daniel Colindres (33”), Minor Díaz (39”), Anllel Porras (63”), José Sánchez (64”), José Cancela (74”), Tony Morales (88”)

Con la jornada 13, el Torneo de Invierno entró en su segunda mitad. Ya no es momento de pruebas t especulaciones. Toca chequearse los bolsillos, saber con qué se cuenta, apretar los dientes y meter la chancleta.

El C.S. Herediano ha venido caminando por la sombra. Avanzando con discreción, sin hacer olas. Con el triunfo de hoy sigue de escolta del Deportivo Saprissa, que se mantiene, al final de la jornada 13, como líder del torneo.

La balanza del partido de esta tarde en Eladio Rosabal se inclinó pesadamente hacia el lado de los rojiamarillos. Las ideas, la iniciativa, la posesión del balón, el volumen de juego. Herediano fue el encargado de llevar el partido hacia adelante.

Arrancaba el encuentro y Minor Díaz quedaba solo en una salida en falso de la defensa puntarenense para rematar con fuerza y sin dirección pero anunciando lo que sería la tónica de los 90 minutos. Herediano atacando al Puntarenas FC.

Myrie, con sprints de profundidad, empezó a perforar el costado derecho de la zaga porteña, devolviendo centros rasantes al área chuchequera antes de llegar a la línea de fondo.

Víctor Bolívar, en la portería de Puntarenas, fue creciendo con los minutos, obligado a estirarse, pararse y trasladarse debajo de los tres palos.

Pepe Cancela, dueño de los balones aprados; Myrie y Francis, de las bandas que los defensas Fernández y Barrantes no lograban hacer respetar.

Los heredianos Salazar, Sánchez y Arias se habían acercado al gol pero no fue hasta el 28”, luego de recibor un tiro de esquina de Cancela, que Josimar, en dos tiempos, logró ponerla con potencia en la parte de adentro del marco de Bolívar.

A esta altura, en el cuadro estadístico, el CS Herediano tenía 4 tiros directos a marco., Puntarenas ninguno.


Unos minutos después, en una jugada que parecía inocua, el árbitro Hugo Cruz, con el rigor que no cobró una falta similar a Cancela, pitó penal sobre Cristian Blanco. Lo cobró el chucequero Daniel Colindres con furia y al centro. Abombó la red al 33”, se empataba un partido que sugería otra cosa.

El florense Anllel Porras se había cambiado a la izquierda y entonces empezó a hacer más daño. Al filo del 39” remató con dinamita, recogió el rebote de Bolívar y sirvió un centro a la cabeza de Minor Díaz, que la peinó sin ver y trajo la justicia de nuevo al partido.

Al segundo tiempo, Puntarenas FC entró con otra actitud pero le duró poco o no fue suficiente. Anllel Porras, con fuerza y técnica, obligaba al error a los zagueros porteños. Y, poco a poco, el Herediano fue instalando una escritorio en la media cancha. Una oficina de aduana que no daba visas.

Siete tiros directos a uno, eran los números a favor de los florenses en el primer tercio del segundo tiempo.

Al 63”, Anllel de Jesús Porras Conejo, nacido en 1990, le gana la carrera, el balón y la posición a Núñez y queda en el costado izquierdo frente a Bolívar, la cucharea por encima, lo peina para el baile y hace el mejor gol de la tarde. Un pepinazo.

Todavía escribía los detalles del gol en mi libreta, y en la tele pasaban la repetición del gol de Anllel, cuando Berny Scott cruzaba un balón por abajo, Anllel lo dejaba pasar y José Sánchez la pegaba con un zurdazo de dinamita en el palo contrario de Bolívar. 4 a 1. Minuto 64.

Anllel, a esta altura, lejos, el mejor jugador del partido, se convertía en la peor pesadilla del zaguero porteño Núñez. Lo dejaba atrás obligándolo al foul en las afuera del área. Vino Cancela a cobrar y anotar. Lo que convirtió la jugada de Anllel en una asistencia en diferido.Minuto 74. Cinco a uno.

Ya todo estaba dicho. O eso parecía. Porque cuando recogíamos los bolsos, los suéters, los paraguas para irnos, Colindres cobra un tiro de esquina y el joven Tony Morales, levantándose en el aire cerca del punto de penal florense, cabeceaba con alta técnica para cerrar el marcador en un 5 a 2.

El campeón del Torneo de Verano, que venía caminando por la sombra, da un timbrazo de autoridad y sigue escoltando al líder del Torneo de Invierno.