Salvadoreña revela afiches de Monseñor Romero escondidos durante 35 años por temor a represalias

ExposiciónUna parte de la coleccion de carteles se exhibe en la Universidad de Costa Rica

Durante 33 años, la salvadoreña Sofía Gómez Vaquerano coleccionó decenas de afiches del hoy beato Óscar Arnulfo Romero, aún cuando por un largo periodo tuvo que esconderlos pues corría peligro su propia vida.

SOFÍA GÓMEZ VAQUERANO, SEGUIDORA DE MONSEÑOR ROMERO

Algunos de esos carteles, diseñados y divulgados por diferentes organizaciones salvadoreñas en honor a la figura del mártir, están expuestos en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica, hasta el 5 de junio, gracias a las gestiones de la Embajada de El Salvador en el país, en coordinación con el Decanato de dicha facultad.

sofía gómez vaquerano, seguidora de Monseñor romero

Sofía tiene 50 años, es maestra y radica en Ayutuxtepeque, distrito ubicado a la par de San Salvador; AmeliaRueda.com conversó con ella vía telefónica.

El pasado 23 de mayo, Sofía estuvo en el acto de beatificación de Romero.

Caminó desde su ciudad, y logró ubicarse a dos cuadras de distancia de una pantalla gigante, pues había una zona "cerrada al paso del pueblo", que en cientos de miles asistió a la Plaza Salvador del Mundo en la capital salvadoreña.

Sofía conoció a Monseñor en 1977, cuando ella tenía 12 años, en la parroquia del departamento de Uzulután, pues Romero había fundado una academia de corte y confección que se llamaba “La Merced”, donde ella asistía y el entonces obispo llegaba de visita.

SOFÍA GÓMEZ VAQUERANO, SEGUIDORA DE MONSEÑOR ROMERO

La devota de Romero expresa que tiene la esperanza de que la beatificación de Monseñor Romero sirva para que el pueblo de El Salvador se reconcilie, pero está subraya la necesidad de pedir perdón ya que "eso es lo que hace falta" en su país.